Eclipsó a Lewandowski, tuvo ofertas de Betis y Sevilla... Y ahora lucha contra su adicción al alcohol

23.05.2022 | 12:53
Dawid Janczyk, delantero polaco que eclipsó a Lewandowski en sus inicios.

"No quise ir a Rusia. Quería ir a España. Tenía ofertas del Betis, Sevilla y una muy buena del Atlético de Madrid, pero el Legia decidió venderme al CSKA", recuerda en sus memorias

El polaco Robert Lewandowski es noticia en estas semanas por su deseo de salir del Bayern y vestir la elástica del FC Barcelona a partir del próximo curso. Con un año más de contrato firmado en Alemania, el delantero y su representante presionan públicamente para conseguir cumplir lo que consideran el "sueño" del veterano delantero, quien a sus 33 años desea dar un nuevo y definitivo salto en su carrera como profesional.

Estrella del fútbol polaco, Lewandowski se ha acostumbrado a tener la sartén por el mango de manera habitual. Sin embargo, no siempre ha sido así. Existió una época en el que el delantero galardonado recientemente con el premio The Best no era la máxima estrella en Polonia, siendo tapado por su compatriota Dawid Janczyk, quien a los 19 años fue considerado como el futbolista de mayor proyección y más futuro de su país.

Sería en 2005 cuando Janczyk y Lewandowski coincidían en el Legia de Varsovia, tapando el primero a la actual estrella del Bayern un año más tarde, cundo los rectores del Legia apostaron por Janczyk como el futbolista con mayor proyección de los dos. Lo veían un mejor goleador y con un futuro más prometedor, por lo que Lewandowski acabó jugando en la Tercera división de Polonia.

Todas las ilusiones estaban puestas sobre la figura de Janczyk, quien a sus 17 había estado a prueba en el Chelsea, conquistando a Mourinho y Abramovick. Arsene Wenger también lo intentó para su Arsenal, al tiempo que el Sporting de Portugal también lo invitó a visitar sus instalaciones para intentar reclutarlo. "El Chelsea me ofreció un contrato, pero en Polonia pasó algo que paralizó el país. Murió el Papa Juan Pablo II. Fue una tragedia. Yo era muy religioso. Tenía 17 años. Me vi muy solo y joven. Me volví", explicaba el propio futbolista en sus memorias.

Finalmente, Janczyk acabó firmando por el Legia su primer contrato como profesional a los 17 años. Al mismo tiempo lo hacía Lewandowski, un año menor, y con menos expectativas puestas sobre su figura. El conjunto de Varsovia acabaría siendo campeón de Liga tras cuatro años sin conseguirlo. Una temporada en la que Janczyk brilló de cara a gol, al tiempo que tapaba a un Lewandowski que se acabaría marchando en busca de oportunidades a un fútbol más modesto.

Janczyk parecía no tener techo. En 2007 sobresalió con Polonia en el Mundial sub 20 de Canadá, firmando tres goles en cuatro partidos. Unos registros que le valieron para entrar en el once ideal del torneo. Su talento iba a más y, lógicamente, no tardaron en llegar los grandes a llamar de nuevo a su puerta.

El Chelsea fue de nuevo uno de los clubes que más se interesó, aunque fue el Liverpool el que más se acercó a cerrar su fichaje. El Atlético apostó fuerte por él: 3'5 millones de euros. Unos problemas en las formas de pago, sin embargo, truncaron la operación; el Legia no acababa de verlo claro. Finalmente, apareció el CSKA y se llevó el gato al agua a cambio de 4'2 millones de euros antes, incluso, de que acabara el Mundial sub 20.

En Rusia iba a ganar el doble. Janczyk tenía 20 años y, aún sin saberlo, esa operación iba a destruir su carrera. En Moscú se encontró con la competencia de Vagner Lowe y Jo Alves. Había aterrizado en un CSKA que acababa de ganar el triplete y él apenas tenía sitio en el once. Una lesión, además, complicó aún más su adaptación, por lo que todo se complicó aún más. ¿Su solución? El alcohol. Janczyk encontró refugio en la bebida y eso significó el principio del fin. "No quise ir a Rusia. Quería ir a España. Tenía ofertas del Betis, Sevilla y una muy buena del Atlético de Madrid, pero el Legia decidió venderme al CSKA", afirma en su biografía. "Allí empecé a beber. No me gustaba. Ni me divertía. Pero estaba solo. Bebía a todas horas", explica en su biografía Mi confesión, la cual escribió entre 2016 y 2018 como terapia contra su adicción.

Pese a que las cosas no iban bien en Rusia, en 2008 llegó a debutar con la absoluta de Polonia. Su calidad estaba más que contrastada para los polacos. Su rendimiento, en cambio, no. De ahí que tan sólo acabara disputando cinco partidos con Polonia.

De Rusia marcharía en préstamo a Bélgica, donde peleó con el Lokeren ser el máximo goleador de la competición. Firmó 14 goles en 31 partidos, pero ya era alcohólico. Su carácter y profesionalidad se vieron mermadas y se convirtió en un muñeco de trapo: "Si pudiera cambiar algo sería no ir al CSKA. Allí empecé a beber y eso destruyó mi vida. Compraba vodka y me iba a beber en mi casa en pijama. Si no hubiera ido a Rusia, quizás en vez de contar cómo lucho con mi adición al alcohol, contaría cómo fui campeón de Europa League".


A sus 34 años, Janczyk sigue luchando contra su alcoholismo

El CSKA, finalmente, le acabaría dando la carta de libertad. Probaría en Qatar y buscó reencontrarse consigo mismos, sin suerte, en el filial del Legia. Acabaría en una clínica para intentar superar su adicción. A partir de ahí comenzaría un rosario de experiencias en categorías inferiores entre Polonia y Alemania, al mismo tiempo que lidia con su alcoholismo.

Un futbolista, Janczyk , que llegó a eclipsar a Lewandowski, quien ha conquistado diez títulos con el Dortmund y el Bayern, apostando ahora por ir al FC Barcelona. El principal referente del fútbol polaco. Janczyk, en cambio, continua con su lucha contra el alcohol a sus 34 años, habiendo tenido que ser auxiliado en varias ocasiones en la calle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal