Hueco blanco

Ceballos, que el Betis reordene su centro del campo... y Álex Fernández

Ceballos, que el Betis reordene su centro del campo... y Álex Fernández
Álex Fernández, a la espera de Ceballos y que el Betis reordene su centro del campo. - Alejandro Sáez
Alejandro SáezAlejandro Sáez5 min lectura
La redacción de ESTADIO Deportivo viene informando largo y tendido a lo largo de los últimos meses sobre el futuro del todavía cadista Álex Fernández y sus contactos con el Betis, que lo maneja como una opción de peso para reforzar su zona ancha el próximo verano, una vez que pueda negociar como agente libre desde el reciente 1 de enero.

Un mercado, el del próximo enero, que se antoja importante para el Betis, siendo varias las incorporaciones en las que trabaja a la hora de reforzar su equipo de medio campo hacia arriba. Especialmente, si finalmente acaba haciéndose con una de las cuatro plazas con derecho a Champions, lo que exigiría un esfuerzo aún mayor.

Junto al posible fichaje de Álex Fernández, también está en boca de todos el de un hijo pródigo como Dani Ceballos, quien lleva meses haciendo todo lo posible porque eso se cumpla. El propio Ángel Haro, presidente del Betis, se ha referido públicamente a ello en los últimos días: "Este mercado no es el más adecuado para traerlo. En los próximos, seguro que tendremos conversaciones".

Todo apunta al próximo verano, de ahí que desde ESTADIO Deportivo nos hayamos preguntado cómo puede afectar una operación del calado de recuperar a Dani Ceballos en otras de menor calado como la de Álex Fernández. Y no tanto por lo económico, pues en ese aspecto está ya todo más que apalabrado entre las partes a falta del acuerdo definitivo.

Con una ficha de 1'5 millones brutos por temporada, el Cádiz CF le ofertaba a Álex Fernández dos años más de contrato y una rebaja de sueldo del 30%. Una propuesta que el de Alcalá de Henares rechazó, siendo su idea el mantener su caché y, a sus 29 años, firmar un nuevo contrato por tres o cuatro temporadas. Justo lo que ha encontrado en Heliópolis, donde le mejoraría ligeramente la ficha y encontraría sin demasiados problemas ese contrato de larga duración al llegar libre, sin coste de traspaso.

Con el interés del Valencia CF, también, sobre la mesa y una opción de peso en Italia, donde la Fiorentina lleva tiempo siguiéndole, la duda con el Betis residiría ahora en cuál acabaría siendo su rol en el equipo dirigido por Manuel Pellegrini, que este verano afronta una remodelación en su zona de creación que le obliga -especialmente si se cuela en Champions- a reforzarse con cabeza.

Sin ir más lejos, este verano abandonarán Heliópolis Camarasa y Guardado, que acaban contrato, siendo bastante probable, también, que salga Paul. Álex Fernández llegaría más como alternativa para Canales, recientemente renovado y quien requiere un recambio de garantías ante una temporada que se antoja muy exigente y en la que, como mínimo, se espera repetir en Europa League.

Con Álex Fernández más como un perfil de mediapunta, Ceballos llegaría más para dirigir al equipo desde el doble pivote. Es decir, un Betis en el que también saldría Joaquín, que colgaría las botas, y que podría intentar hacer caja con Carvalho, al ser la de verano ya la última ventana posible para ello. Álex Fernández, Canales y algún refuerzo más de perfil defensivo podrían darle forma a esa parcela en el Betis 22/23, estando por ver aún cómo avanzan los mercados y cuáles son los retos deportivos que acabará afrontando el Betis el próximo curso.

Aún es pronto. Y en eso están las partes, mientras que en el caso de Dani Ceballos quedan muchos flecos por cortar con el Real Madrid para conseguir su traspaso de la manera más asequible posible, el tema de Álex Fernández está mucho más perfilado ya, siendo el Betis su primera opción a día de hoy. Ahora sólo falta que el conjunto verdiblanco acabe de formalizar la baja de ciertos futbolistas en el centro del campo para que las partes acaben de rubricar el acuerdo, un plan que, si sigue el camino establecido, debe producirse más pronto que tarde. Las partes, al menos, así lo desean a día de hoy tras meses de conversaciones.