Estadio DeportivoHueco blanco

Granada 1-4 Villarreal: La falta de pegada condena a los rojiblancos

Granada 1-4 Villarreal: La falta de pegada condena a los rojiblancos
- Paco García Álvarez
Paco GarcíaPaco García8 min lectura
El Granada CF se ha plantado este sábado en Los Cármenes con la necesidad imperiosa de puntuar ante todo un Villarreal CF que está en plena lucha por las competiciones europeas y mirando de reojo al martes por la cita en la Champions League ante la Juventus FC. Los de Robert Moreno llegaban al encuentro en su peor momento de la presente temporada, tras seis partidos sin ganar, cuatro derrotas consecutivas y tres encuentros seguidos sin marcar.

Ya desde antes del inicio del choque, la afición granadinista se encargó de crear un ambiente propio de las grandes citas con un recibimiento al equipo y con un estadio que registró una buen a entrada, en plena celebración de la Copa del Rey de baloncesto y la Vuelta Ciclista a España. Todo eso está ocurriendo el fin de semana en la capital.

Para este sábado, Robert Moreno ha querido revolucionar el once inicial con un total de hasta seis cambios respecto al partido del domingo pasado en el Reale Arena donde salieron derrotados por 2-0. Germán, Víctor Díaz, Neva, Montoro, Puertas y Jorge Molina partieron desde un elenco inicial muy parecido al del equipo de la temporada pasada. Antes de comenzar el partido, se guardó un minuto de silencio en memoria de Manuel Sánchez, padre del futbolista rojiblanco Germán, al que se le vio muy emocionado.

El Villarreal tuvo su primera ocasión a los ocho minutos en una gran jugada colectiva con un pase en profundidad para Aurier. Este se la puso a Danjuma, que quiso colocarla al primer palo sin éxito, pues se fue rozando la madera.

A eso del minuto 13 recibió el Granada el primer golpe duro en forma de lesión. El centrocampista Maxime Gonalons se rompió en una jugada aislada, haciéndose mucho daño en la parte posterior del muslo. Con este nuevo contratiempo del francés, que ya lleva diez lesiones desde que viste la rojiblanca horizontal, Robert Moreno se vio obligado a darle entrada al albanés Uzuni, y por ende, cambió de sistema a un definido 4-4-2.

A partir del ecuador de la primera parte, el encuentro se volvió loco. Uzuni cometió un penalti claro al agarrar a Trigueros cuando se disponía a anotar. Gil Manzano le expulsó al considerar excesivo el agarrón y seis minutos tardó el extremeño en revisar la acción. Finalmente, el penalti permaneció, pero el albanés pudo quedarse sobre el verde. El lanzamiento lo anotó Danjuma, y aunque Maximiano le adivió el lanzamiento, no le dio para detenerlo.

En esos minutos locos el Granada pidió insistentemente un penalti que no existía y entre tanto, un desajuste en la defensa tras un balón largo dejó completamente solo a Danjuma, que recortó a Maximiano y definió de manera exquisita para ampliar la renta del submarino amarillo. Pudo ser peor si los castellonenses llegan a estar algo más acertados, ya que pudieron sentenciar fácilmente el encuentro en los instantes finales.

El Granada entró mucho más animado en la segunda mitad y el línea anuló un tanto a Luis Suárez por fuera de juego. Inmediatamente después, Uzuni y Molina se marchaban solos, pero el albanés resolvió francamente mal en lugar de cederla para el del Alcoy, que estaba completamente solo.

En los mejores minutos del Granada, Danjuma tuvo el 0-3, pero en el momento justo estaba Maximiano para salvar a su equipo y mantenerlo con algo de esperanza. En la misma jugada, Luis Suárez se fue solo rumbo a la meta del submarino. Asenjo tapó a la perfección par evitar el tanto que estaba mereciendo el Granada.

Los de Robert Moreno encaraban el partido de otra manera y en una jugada, Aurier cometió un penalti claro al asestarle una patada en la cabeza a Torrente. Al lanzamiento fue Milla, que convirtió para dar aire a los suyos. Incluso pudo empatar el Granada al marcharse solo Uzuni, este quiso ser demasiado generoso al dársela a Suárez, que no alcanzó  a dirigir correctamente su disparo.

Los nazaríes continuaron lavando su imagen de la primera mitad apabullando al Villarreal. Las incursiones eran continuas y Asenjo salvó el empate de Germán con un auténtico paradón. Con todo a favor para, al menos, conseguir un tanto, Torrente cometió un penalti por manos que permitió a Danjuma convertir la pena máxima y conseguir el primer hat-trick de su carrera. Todo ello a diez minutos del final.
Ya con todo cerrado, el Villarreal tenía ganas de más y en el 96’ al límite del fuera de juego, Moi Gómez regateó a Maximiano para terminar de rematar al Granada y dejando una sensación triste y extraña en el feudo nazarí.

Una primera parte calamitosa perjudicó a un Granada que en la segunda parte lo intentó con todo, pero que no le da para superar al Villarreal y sigue en las posiciones más bajas a la espera de recibir el lunes 28 al Cádiz CF, que será sin lugar a dudas un partido de infarto.

Ficha técnica


Granada CF [1]: Maximiano, Quini (Torrente, min. 46’), Víctor Díaz, Germán, Neva (Soro, min. 87’); Gonalons (Uzuni, min. 13’), Montoro (Petrovic, min. 74’), Milla; Puertas, Luis Suárez y Jorge Molina (Collado, min. 88’). 

Villarreal CF [4]: Asenjo; Aurier (Foyth, min. 61’), Mandi, Pau Torres, Estupiñán (Chukwueze, min. 62’); Prejo, Iborra, Manu Trigueros (Moi Gómez, min. 82’), Yéremy (Pedraza, min. 62’); Lo Celso (Alberto Moreno, min. 69’) y Danjuma.

Goles: 0-1, Danjuma (pen.)(35’); 0-2, Danjuma (39’); 1-2, Milla (pen.)(61’); 1-3, Danjuma (pen.)(81’); 1-4, Moi Gómez (96’)

Árbitro: Jesús Gil Manzano, del comité extremeño. Amonestó a los locales Uzuni, Germán y Torrente; y a Danjuma, Estupiñán, Aurier, Chukwueze y Asenjo por parte de los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 25 de LaLiga Santander. Disputado en el Nuevo Estadio de Los Cármenes. Antes de comenzar el partido se guardó un minuto de silencio en memoria de Manuel Sánchez, padre del futbolista rojiblanco Germán.