Estadio DeportivoHueco blanco

2021, odisea del Levante UD

2021, odisea del Levante UD
2021, odisea del Levante UD - Pedro Zamora
EFEEFE4 min lectura
El Levante va a despedir con ganas un nefasto 2021 que probablemente pase a la historia del club como uno de los peores en sus 112 años de vida y que, sin embargo, empezó de una forma brillante al acariciar con los dedos la que hubiera sido su primera final de la Copa del Rey.

El Levante se va a comer las uvas colista de Primera División, a siete puntos de la zona de permanencia y después de haber encadenado veintiséis jornadas seguidas sin conocer la victoria en la Liga en el que ya es el récord histórico de la competición española.

Lejísimos parece aquel 4 de marzo de 2021, cuando el Levante forzó la prórroga en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey en el Ciutat de València. Un gol de Berenguer clasificó al Athletic Club para la final y desencadenó la mayor crisis deportiva del cuadro valenciano en su historia en Primera División.

Al equipo le costó tanto recuperarse de aquel mazazo que, con los deberes hechos de antemano y la salvación lograda de forma virtual, solo fue capaz de ganar dos partidos más entre marzo y mayo. Esa bajada de brazos fue el germen de la crisis que ha deshecho un equipo que había conseguido con holgura sus objetivos en el último lustro.

Porque el club que preside Quico Catalán parece a la deriva y sin un rumbo claro después de haber despachado a Paco López y a Javier Pereira antes de Navidad y tras haberle entregado el banquillo al joven Alessio Lisci, que hace apenas un año dirigía al equipo juvenil del Levante.

La crisis en este 2021 es total, pues el consejo de administración también prescindió hace menos de un mes de la dirección deportiva que encabezaban Manolo Salvador y David Navarro, cuya apuesta fallida por Pereira como sustituto de Paco López les costó el puesto después de haber llegado al club en el verano de 2019.

Los números del Levante en la Liga en 2021 son paupérrimos: veinte derrotas, dieciséis empates y cinco victorias. De hecho, no gana en Primera División desde abril, cuando lo hizo en Ipurua, y en su estadio ha vencido únicamente al Eibar (2-1) y al Valencia (1-0), aunque curiosamente fue capaz de ganar en la Liga al Real Madrid y al Atlético de Madrid entre enero y febrero.

El Levante es ahora mismo el equipo más goleado de la categoría con treinta y seis goles en contra, ha desperdiciado hasta dieciocho puntos tras conceder siete remontadas y pese a que ha marcado más goles que sus rivales por la permanencia, ha sido incapaz de ganar en partidos como ante el Valencia (3-4), Espanyol (4-3) o Real Madrid (3-3) en los que metió tres tantos.

El golpe de gracia a este fatídico 2021 lo recibió el Levante el pasado 14 de diciembre en la segunda ronda de la Copa del Rey en Alcoi, donde fue humillado por el Alcoyano, un equipo de la Primera RFEF que le eliminó en la tanda de penaltis después de haberse puesto con ventaja por 3-1 y que jugó más de media hora con un jugador menos.

El Levante confía en que 2022 cambie su suerte. De momento, el presidente Quico Catalán ya ha adelantado que van a intentar fichar en el mercado de invierno para reforzar al equipo, aunque primero tendrá que aligerar una plantilla superpoblada con veintiocho futbolistas.