La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

La eterna juventud de Nicholas Santos

20.12.2021 | 19:01

El brasileño Nicholas Santos se convirtió en el gran protagonista de la jornada en los Mundiales de piscina corta que se disputan en Abu Dabi, tras revalidar este lunes a sus 41 años el título de campeón del mundo de los 50 mariposa que logró hace tres años en la ciudad china de Hangzhou.

Nadie antes, ni en los Mundiales de piscina corta ni en los de larga había logrado subir al podio superada la barrera de los 40 años.

Una proeza que dejó en un segundo plano tanto el nuevo récord del mundo que estableció la canadiense Margaret MacNeil en la prueba de los 50 espalda, como el quintó título consecutivo de campeón del mundo que el japonés Daiya Seto logró en los 400 estilos.

LA ETERNA JUVENTUD DE SANTOS

Nicholas Santos, que cumplirá 42 años el próximo 14 de febrero, parece empeñado en desmentir el mito que asegura que la natación es un deporte para adolescentes.

Nueve años después de proclamarse por primera vez campeón del mundo en Estambul, y 19 después de debutar en unos Mundiales de piscina corta, el nadador brasileño volvió a demostrar que sigue siendo el mejor en la prueba corta de mariposa.

Y eso que en esta ocasión Santos no partía como el máximo favorito al oro, un papel que recaía en el húngaro Szebastian Szabo, 16 años menor que el brasileño, que igualó el pasado mes de noviembre el récord del mundo -21.75- del sudamericano.

Pero Santos tiró de experiencia y, pese a la espectacular puesta en escena del magiar, el más rápido en la salida, nunca perdió la estela de Szabo, que finalmente no logró subir al podio, para acabar imponiendo su terrorífico final.

Una velocidad terminal que permitió a Nicholas Santos, que firmó un crono de 21.93 segundos, colgarse el oro, tras aventajar en 5 centésimas al trinitense Dylan Carter, plata, y en 9 al italiano Matteo Rivolta, que logró la medalla de bronce.

Todo un aviso para sus rivales, ya que, como aseguró tras la final, Santos tiene en mente un nuevo objetivo, los Mundiales de piscina larga que se disputarán el próximo año en Fukuoka, en los que quiere volver a subir al podio en los 50 mariposa tal y como ha hecho en las tres últimas citas mundialistas.

Si Nicholas Santos personifica la longevidad, la china Qianting Tang representa la precocidad, tras coronarse este lunes nueva campeona del mundo de los 100 braza con 17 años, con un tiempo de 1:03.47, por delante de la sueca Sophie Hansson, plata, y la irlandesa Mona Mc Sharry, bronce.

MACNEIL DESTROZA EL RÉCORD DEL MUNDO.

Un título mundial que la canadiense Margaret MacNeil adornó con un sensacional récord del mundo, tras imponerse en la final de los 50 espalda con unos espectaculares 25.37 segundos.

La canadiense, vigente campeona olímpica y del mundo de los 100 mariposa, rebajó en 33 centésimas la anterior plusmarca universal que poseía la neerlandesa Kira Toussaint con un crono de 25.60 desde noviembre de 2020.

MacNeil arrebató el oro a su compatriota Kylie Masse, que, como le ocurrió en las finales de los 100 y los 200 espalda, tuvo que conformarse con la medalla de plata tras firmar un crono de 25.62 segundos.

SETO ENCADENA SU QUINTO TÍTULO CONSECUTIVO EN LOS 400 ESTILOS

Quien no se bajó del primer puesto del podio fue el japonés Daiya Seto, que encadenó su quinto título consecutivo de campeón del mundo en los 400 estilos, en una final en la que el plusmarquista universal, que se impuso con un tiempo de 3:56.26, se vio más exigido que nunca.

Tal y como atestiguan las 27 centésimas en las que Seto aventajó al ruso Ilia Borodin, al que le faltaron un par de metros para culminar su espectacular remontada.

Tras dominar a su antojo los tramos de mariposa, espalda y braza, Daiya Seto parecía encaminado a una plácida victoria por los 2.60 segundos de ventaja con los que arrancó el nado libre.

Pero Seto no contaba con la reacción final del joven nadador ruso, que no desaprovechó el desfallecimiento final del asiático para ir recortando metro a metro su desventaja hasta poner en cuestión el triunfo del japonés.

De hecho, Borodin se vio ganador, como demostraron sus gestos de rabia tras concluir en la segunda plaza, y su decepción no pudo compensarla el sensacional crono de 3:56.47 que le permitió rebajar en 80 centésimas el récord de Europa -3:57.27- del húngaro Laszlo Cseh vigente desde el lejano año 2009.

CANADÁ AMENAZA LA HEGEMONIA ESTADOUNIDENSE

Un oro que no se les escapó en los 200 estilos a la canadiense Sydney Pickrem tras imponerse con un tiempo de 2:04.29 minutos a la china Yiting Yu y a la estadounidense Kate Douglass, que como le ocurrió en los Juegos Olímpicos de Tokio tuvo que conformarse con el bronce.

Triunfo que confirmó el excelente papel del equipo canadiense en Abu Dabi, donde contabiliza ya doce medallas, seis de ellas de oro, tras el triunfo del relevo femenino en la prueba del 4x200, en la que las norteamericanas se quedaron a 11 centésimas de récord del mundo tras imponerse con una marca de 7:32.96 minutos.

Igualmente contabiliza seis oros el conjunto de Estados Unidos tras compartir el triunfo con Rusia en la final del 4x50 estilos masculinos. Ambos equipos firmaron un tiempo de 1:30.51 minutos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal