Estadio DeportivoHueco blanco

El fichaje que soñó Monchi empieza a aparecer

El Sevilla trató de incorporar en 2020 a un joven Nahuel Bustos, que acabaría firmando por el Manchester City

El fichaje que soñó Monchi empieza a aparecer
- José López
José LópezJosé López3 min lectura
"Hay un seguimiento por parte del Sevilla. (...) A Monchi le gusta Nahuel", señalaba en ED una persona del entorno de Nahuel Bustos en mayo de 2020. En aquel momento, el hoy delantero del Girona aún jugaba en Talleres y estaba en el punto de mira de algunos de mejores clubes europeos. El Sevilla FC, uno de ellos, lo seguía muy cerca y estaba tratando de atarlo con vistas al futuro, no en vano, apenas contaba con 21 años.

Sus cualidades convencían a un Monchi, que veía en él un delantero con mucha proyección, que podría crecer en Nervión y tener una gran rentabilidad, deportiva y económica, para el club.

"Si tiene la posibilidad de ir al Sevilla, seguramente lo haría muy bien, porque es un jugador que en lo técnico y lo físico no tiene techo, y se adaptaría lo más rápido al fútbol español por su forma de ser y sus características", afirmaba Walter Lemma, el entrenador que le hizo debutar en el equipo filial de Talleres. En el club de Córdoba, de hecho, participaba en un gol por cada dos encuentros que disputaba

Tras barajar varias opciones, Bustos acabaría decantándose por el Manchester City en el último día de ese mercado estival, que por la pandemia acabó a comienzos de octubre. Los 'Citizens' pagaron 6'7 millones de euros a Talleres por el 65% de sus derechos. Y al día siguiente llegaría cedido al Girona, donde en su primera temporada ofreció un rendimiento decepcionante. A la sombra de Stuani, apenas anotó cuatro goles, dos de ellos en Copa del Rey.

Pero el equipo rojiblanco le dio una nueva oportunidad y este año se está saliendo. Lleva anotados diez goles y dado dos asistencias en la presente campaña y fue designado como mejor jugador de Segunda división del pasado mes de marzo. El tropiezo ante el Zaragoza de este domingo ha frenado al equipo catalán, que con cinco goles de Bustos en otras tantas semanas -el último, ante el Málaga- ya acosaba al podio del campeonato y amenazaba con meterse de lleno en la lucha por el ascenso directo.

De hecho, con sus 10 goles, Nahuel Bustos ya supera a su mejor año en Argentina y no sólo es lo que define sino lo que está produciendo en ataque. El jugador que en su día soñó Monchi que podía llegar a ser está empezando a descubrirse. En julio deberá volver al City, pero viendo los que allí tiene por delante y los que van a venir -entre ellos su compatriota Julián Álvarez-, lo más probable es que se busque un nuevo destino. Tal vez entonces...