Hueco blanco

La despedida de Suso en una sentida carta a la afición del Sevilla

El gaditano admite que la recuperación de la luxación de tobillo que le obligó a pasar por el quirófano a finales de 2021 "está tardando más de lo esperado" y comparte unas líneas en las que 'se desnuda' y explica lo mucho que echa de menos el fútbol

La despedida de Suso en una sentida carta a la afición del Sevilla
- Juan Sierra
Juan SierraJuan Sierra4 min lectura
Después de casi siete meses trabajando en su recuperación, Suso Fernández volvió a dejarse ver en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios. Primero, trabajando en solitario con los fisios; tocando luego balón y uniéndose por fin a sus compañeros hace sólo unas semanas. Su gran ilusión, y así se lo prometió a la afición del Sevilla FC en una entrevista reciente en los medios del club, era tener minutos antes de que acabase la temporada 2021/2022, pero la recuperación va más lenta de lo previsto, el extremo internacional tampoco podrá entrar en la lista de Julen Lopetegui para el último partido de LaLiga contra el Athletic Club y el '7' blanquirrojo ha querido mandar un mensaje de despedida en el que se ha 'desnudado' ante su gente.

"Hola a todos. Os comunico que no podré acabar jugando la temporada como me hubiese gustado. Ha sido un año raro, malo y sin dudas lleno de obstáculos. Un año para aprender, mejorar y cambiar. Esto es sólo el principio del largo y bonito camino que nos espera la próxima temporada. Estoy convencido de que volveremos a disfrutar juntos", comenzó manifestando Suso en una carta a la afición desde su perfil de Instagram.

"No hay un día que no extrañe ese olor a césped, ese sonido de la pelota, celebrar goles y victorias... Sólo está costando algo más de lo esperado. Estoy seguro de que volveré a disfrutar de ustedes y que esto será muto. Mil gracias, Sevilla FC", añadió el extremo gaditano, que lleva de baja desde finales de 2021 por culpa de una inoportuna caída en un lance fortuito de un entrenamiento, que acabó en un diagnóstico mucho peor de lo esperado: luxación de tobillo.

El ex del Milan tuvo que pasar por el quirófano y ha estado todo este 2022 trabajando en solitario, algo que requiere de una enorme fortaleza mental. Suso, que ha pasado momentos muy malos en lo anímico, ha admitido que lo ha pasado aún peor viendo que, además de su nostalgia por sentirse futbolista, el equipo estaba sufriendo la plaga de bajas y necesitaba una ayuda que no podía prestar. Por eso, acaba con una sensación de necesidad de revancha con la que a buen seguro arrancará la 22/23 dispuesto a recuperar el brillo. 

Suso fue una fuerte apuesta de Monchi, Lopetegui y el Sevilla FC en el mercado de enero de 2020, cuando llegó junto a En-Nesyri a tiempo de levantar la sexta UEFA Europa League de la historia del club de Nervión. Su rendimiento, a partir de esos primeros meses, fue en clara línea descendente, con algunas lesiones musculares y el lógico hándicap del covid obligándole a parar y dificultando una puesta a punto que aún no había llegado a su punto óptimo cuando su tobillo tuvo que ser operado. 

Siempre que ha estado en condiciones de jugar, ha sido un fijo para el entrenador del Sevilla FC. De los 23 encuentros de esa segunda mitad de la 19/20 (1.250 minutos y dos goles), pasó a los 43 encuentros oficiales de la 20/21 (2.766' y 4 tantos), en un participación 'in crescendo' que en esta 21/22 que ya toca a su fin se ha visto reducida a sólo 12 choques (618' y sin celebrar ni una sóla diana).