Hueco blanco

Rubén Yáñez