Hueco blanco

La inusual dieta de Carlos Alcaraz para ganar el US Open

El tenista de murciano ha conseguido ser el número 1 del tenis mundial más joven de la historia, siendo su alimentación parte fundamental de su éxito.

La inusual dieta de Carlos Alcaraz para ganar el US Open
Carlos Alcaraz - US Open
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero3 min lectura

Carlos Alcaraz es el nombre de moda en el tenis y en el deporte en general. Tras su victoria en el US Open, su primer Grand Slam, el tenista español ha conseguido ser el número uno del tenis mundial con poco más de 19 años, siendo el tenista masculino más joven en alcanzar lo más alto del ranking ATP.

El murciano no deja de acaparar portadas durante los últimos días debido a su éxito, aunque hay unas declaraciones sobre su alimentación en una entrevista concedida a la web oficial de la ATP que son más que sorprendentes.

Alcaraz ha hecho público que no cuida su alimentación de manera excesiva, no haciendo ninguna dieta específica que le ayude a mantenerse en forma, aunque sí que, como es lógico, lleva una vida saludable en lo que a alimentación se refiere. Tanto es así que no tiene un nutricionista particular, algo muy común en los deportistas de élite. "He aprendido mucho a comer lo que sí me conviene para mi carrera y lo que no, pero cuando toca saltarme un poco la dieta lo hago", asegura el tenista de El Palmar.

Entre pescado y carne, Alcaraz lo tiene claro, prefiere los productos del mar, por lo que estos están muy presente en su alimentación diaria. Algo que come casi a diario, como la inmensa mayoría de deportistas, es pasta. Lo inusual de su dieta se encuentra en el momento en el que toma su dosis de pasta diaria, justo una hora y media antes de los partidos, algo que también hizo antes de la final del US Open. "Tomo un plato de pasta mezclada de gluten free. O sea, pasta con gluten y sin gluten, con una crema de cacao que se llama ambrosía, que lleva aceite de oliva y dátiles", explica.

Durante los partidos, 'Carlitos' Alcaraz intercala la ingesta de plátanos, el alimento más habitual de los tenistas, con "una barrita que lleva dátiles, guaraná y claras de huevo". Mientras que la noche antes de jugar el murciano suele cenar sushi, una de sus comidas favoritas y que considera que "es muy bueno".

En cuento a sus caprichos o comidas preferidas, Alcaraz asegura que se come "muy feliz" cualquier cosa que "le pongan por delante", destacando las hamburguesas, pizzas o los kebad, los cuales suele dejar para cuando pasa tiempo en su ciudad natal, donde explica que no suele privarse de prácticamente nada.