Estadio DeportivoHueco blanco

El Betis tira la caña en Barcelona: por pedir, que no quede

El Betis tira la caña en Barcelona: por pedir, que no quede
Aleñá y Junior posan en un entrenamiento del Barcelona a principios del presente curso. - A. T.
Aitor TorviscoAitor Torvisco6 min lectura
El Betis y el Barcelona parecen condenados a entenderse en el próximo mercado estival de fichajes, en el que verdiblancos y azulgranas tienen muchas tareas pendientes. La más importante, y la que más tinta está gastando en estas semanas, es el futuro en copropiedad de Emerson 'Royal', a quien un día relacionan con el Inter, al siguiente con sus vecinos del Milán y este mismo domingo volvían a situar en la órbita del Bayer Leverkusen alemán. Lo único que parece claro es que el club catalán pagará para adelantar su llegada y hacer caja con él; pero al margen del brasileño, hay muchos más temas pendientes.

Tanto es así que, en su edición de este domingo, el diario Mundo Deportivo cita a fuentes del Barça para confirmar un secreto a voces: los tres jugadores culés por los que el Betis ha formalizado su interés. Uno, como adelantó ESTADIO el pasado 30 de marzo, es mantener a Carles Aleñá una temporada más como cedido. El segundo, también a préstamo, es el canterano Riqui Puig, a quien los verdiblancos le ofrecen los minutos en la elite que se le resisten en el Camp Nou. Y el tercero, y según el citado periódico barcelonés el más difícil de todos, es repescar a Junior Firpo.

El lateral izquierdo hispano-dominicano es uno de los más firmes candidatos a entrar en la 'operación salida' del Barcelona. No obstante, desde la Ciudad Condal aseguran que, de las tres cesiones que ha solicitado el Betis, ésta sería la más complicada de todas, ya que el gran objetivo de la directiva que preside Josep María Bartomeu es hacer caja y el campeón de Europa sub 21 es uno de los elegidos para esta tarea. Todo apunta a que saldrá, pero traspasado. Y en el Benito Villamarín, tras preguntar el precio, han descartado de inmediato esa fórmula; aunque Sport asegura hoy que la cesión con una obligación de compra con cómodos plazos es el último escenario que se han planteado las partes.

La idea del Barcelona con Junior es recuperar la inversión realizada el verano pasado, cuando le contrató por un fijo de 18 millones más variables. Por eso, le ha tasado en un mínimo de 20 millones, cifra del todo prohibitiva para un Betis que tiene deberes en el flanco izquierdo de su defensa; ya que no va a ejecutar la opción de compra de 10 millones por Alfonso Pedraza (aunque no descarta negociar a la baja con el Villarreal) y está a la espera de que alguno de los muchos pretendientes que tiene Álex Moreno formalice su seguimiento presentando una oferta formal.

Por lo tanto, de las tres cesiones demandadas, las más factibles serían las de los centrocampistas. Factibles, que no sencillas. Hace apenas unos días, la prensa de Cataluña abría con Aleñá y Riqui Puig en sus portadas, asegurando que Quique Setién ya les ha comunicado que cuenta con ellos como jugadores del primer equipo para la próxima temporada; aunque ninguno de los dos las tiene todas consigo. El de Mataró ya está cansado de promesas vanas, pues Ernesto Valverde le aseguraba lo mismo cada verano y luego se veía en la grada un partido sí y otro también. Además, en unas declaraciones recientes, Aleñá se mostró autocrítico con su rendimiento en el Betis desde su llegada en enero y confía en subir su rendimiento en lo que queda.

Lo mismo sucede con la joven perla de La Masía, de quien hace sólo unas semanas el técnico cántabro aseguraba que "no ha dado motivos para alinearle por delante de otras estrellas" de su plantilla. Contradictorio mensaje si tanto desea retenerle. El Betis ya tanteó a Riqui Puig en las dos últimas ventanas de transferencias. Entonces, apostó por quedarse; pero su protagonismo ha sido entre nulo y mínimo; por lo que a día de hoy no descarta cambiar de aires y tratar desde fuera, de llamar la atención que no consigue captar desde dentro de la entidad.

Será por lo tanto, cuestión de sentarse y de hablar. De Junior y Emerson, sobre todo; pero también de Carles Aleñá, de Riqui Puig y de otros. Neto, un imposible para la portería del Betis, también ha sonado recientemente y Fabián Ruiz es uno de los máximos objetivos del Barcelona y de Setién para la 20/21. El palaciego es jugador del Nápoles, pero los años que pasó en la cantera de Los Bermejales hace que el Betis esté muy atento a todo lo que ocurra con él, ya que podría ingresar unos cinco millones de euros por su traspaso.