Atlético 2-0 Real Betis: Mucho fútbol, poco remate... y el VAR

25.10.2020 | 01:11
Atlético 2-0 Real Betis: Mucho fútbol, poco remate... y el VAR
Un despiste en el arranque de la segunda mitad costó la derrota a un Betis que fue infinitamente superior en la primera parte, pero se vio sometido tras el descanso y vio cómo entre el VAR, de nuevo, y Luis Suárez le ponían la puntilla. El equipo de Pellegrini vuelve de Madrid con la sensación de haber perdido una gran oportunidad de sacar algo ante uno de los poderosos y con la certeza de que el videoarbitraje sólo se mira en contra, aunque esta vez pudiera ser con justicia.
 
Al menos, a diferencia de las derrotas ante Real o Getafe, el conjunto bético fue durante mucho minutos protagonista ante un rival teóricamente superior y sólo la falta de acierto le impidió haberse adelantado en el marcador y haber afrontado otro partido.

De salida se esperaba el regreso al once con el que arranco la Liga, con la lógica excepción de Montoya por Emerson, pero Pellegrini sorprendía con la suplencia del gran capitán, indiscutible hasta ahora en el equipo verdiblanco. Con Fekir por la izquierda y Canales más libre y centrado, el equipo verdiblanco salió a tutear a un Atlético que llegaba muy dolido tras la derrota del miércoles y eso se traducía en un ímpetu inicial que bien pronto supieron parar las huestes del técnico chileno.
Ése ímpetu inicial era un espejismo de un Atlético que también había sorprendido con la suplencia de Joao Félix y la presencia de Correa en el once. Simeone, ante equipos como el Betis, prefiere esperar y aprovechar los robos que Koke o Torreira puedan darle para montar sus contras.
 
Eso se tradujo en una primera mitad en la que el Betis tuvo el balón, aunque con dificultades para llegar al área de Oblak. Pese a ello, verdiblanca fue la primera ocasión. Llegó a los 13 minutos tras un centro de Montoya que remató William de cabeza. El meta eslovaco detuvo la pelota de forma tan vistosa como efectiva.

También desde la banda derecha llegó la siguiente ocasión verdiblanca. Fue una jugada personal de Fekir, que se sacó un disparo ajustado al palo contrario, abajo, y obligó a Oblak a intervenir, de nuevo, de forma acertada. El Betis, sin miedo, no dudaba en cerrar todos sus ataques.

La primera llegada seria del Atlético no sucedió hasta los veinte minutos. Fue un balón en largo hacia la derecha, que Correa peleó y ganó y la puso a Luis Suárez para que el uruguayo lanzara desviado. Era un aviso, pero también fruto del buen hacer verdiblanco hasta ese momento. El 70% de posesión a favor reflejaba lo que hasta ese momento estaba siendo el partido. Y no era una posesión esteril, porque casi siempre lo conseguía en campo rival. Aunque seguía faltando el gol...

Aún tuvo otra más clara el Betis a los 22 minutos tras un robo por la derecha de Fekir, que acabó en los pies de William. Éste se fue hasta línea de fondo, pero su pase atrás no encontró rematador.

Pese a todo el Atlético es quien es por algo. Y está acostumbrado a vivir de los errores de su rival. Éste llegó a los 26 minutos, cuando William se equivocó al dar un pase atrás que dejó a Luis Suárez solo ante Bravo. El uruguayo se precipitó y acabó lanzando fuera. Este aviso ya iba en serio. Aunque no fuera fruto de los méritos de su equipo.

No afectó esta jugada puntual a un Betis que siguió atacando sin concesiones, especialmente en una banda derecha bética en la que Montoya, Fekir y, a veces, Canales aprovechaban las debilidades del hoy lateral Mario Hermoso. No obstante, el Atlético se cerraba muy bien y, salvo en ocasiones puntuales, no sufría. Concedía faltas, saques de esquina... jugadas que sabe defender muy bien y en las que el Betis tuvo pocas opciones
 
El equipo andaluz tenía que llegar en jugada y, a ser posible, aprovechando una de las pocas ocasiones que podía robar en el centro del campo y pillar a la defensa local desajustada. Así llegó una internada de Tello (39') en la que el catalán volvió a demostrar el nivel de forma en el que se encuentra para irse de Savic. Su centro, peligrosísimo, lo lograba sacar la defensa cuando Sanabria estaba en boca de gol.

Dos después, el Betis encontró la espalda de Hermoso, llegó hasta línea de fondo, pero el centro atrás de Montoya se quedó de nuevo sin rematador cuando Oblak estaba fuera de la portería. Con ese nuevo susto concluía una primera mitad de la que Simeone no tendrá un buen recuerdo. Pero también en la que el Betis había amagado mucho, pero arañado muy poco.

A Simeone no le gustó lo que vio, porque tras el descanso daba entrada a Herrera y Carrasco por Lemar y Torreira. Sin embargo, el que de verdad salió enchufado fue Llorente. No habían pasado más que unos segundos cuando el ahora delantero rojiblanco se iba de Mandi por la izquierda, llegaba casi hasta línea de fondo y, casi sin ángulo, sorprendía a Bravo. El Atlético, con lo justo, como acostumbra, ya mandaba en el marcador.

Reaccionó el Betis, enrabietado porque todo su esfuerzo se viera sin premio y muy pronto contó con opciones de igualada. Fekir cazó un centro dentro del área, pero su disparo, muy peligroso, tocó lo justo en Llorente para que el balón saliera desviado.

La siguiente cabalgada llegó a cargo de Sanabria, que aprovechó un espectacular pase en profundidad de William para quedarse solo ante Oblak. Trató de picársela, pero el meta eslovaco sacó el balón con las piernas.

Respondía el Atlético una doble ocasión. Primero, con un duro disparo desde fuera del área de Mario Hermoso que Bravo despejaba con dificultades. Y luego, con otro lanzamiento de Herrera que acababa en la cruceta cuando el meta chileno no tenía ninguna opción.

A falta de 25 minutos Pellegrini decidió mover ficha dando entrada a Loren y Joaquín por William y Tello, dos de los que mejor habían estado en la primera mitad, pero que habían participado mucho menos tras el descanso.


Sin embargo, cualquier atisbo de reacción lo cortó de raíz Mateu Lahoz -o más bien el VAR, otra vez-. Un contragolpe rojiblanco llevado por Joao Félix acabó en un pase en profundidad sobre Suárez, al que Montoya tocó levemente para que se fuera al suelo. Mateu Lahoz pitó falta y sacó amarilla al catalán, pero tras revisar el VAR cambió de opinión y acabó expulsando al lateral bético por ser el último hombre. Otra vez el videoarbitraje perjudicaba al mismo, al Betis. 

Al equipo de Pellegrini le afectó el palo y casi lo paga ante un Atlético que, en esos minutos, era un huracán. Bravo lo evitó con un paradón dos minutos después (75') en un mano a mano con Carrasco y tras un gran pase de Joao Felix.

A la desesperada, Pellegrini afrontó los últimos diez minutos sin mediocentros defensivos y con Canales como único hombre en esa posición tras suplir a Guido por Víctor Ruiz. Al tiempo, Borja Iglesias entraba por Sanabria para intentar cazar algún balón suelto. 

Y bien que lo intentó el Betis, aunque con más corazón que cabeza y sin opciones claras para conseguirlo. El Atlético, como mejor sabe hacer, defendía con diez hombres delante de su área y los verdiblancos apenas encontraban espacios para maniobrar más allá de meter algún balón lateral que solventaba sin problemas el equipo de Siemone.

Con el Betis lanzado llegó la enésima contra rojiblanca y esta vez no falló. Suárez supo esperar, combinar con Lodi y quedarse solo ante la salida de Bravo para marcar a portería vacía. Final esperado. E injusto.

 

 
Ficha técnica: 
 
Atlético: Oblak; Trippier, Savic, Felipe, Hermoso (Lodi 77'): Llorente, Torreira (Herrera 46'), Koke, Lemar (Carrasco 46', Vitolo 83'); Luis Suárez y Correa (Joao Félix 56').

Real Betis: Bravo; Montoya, Mandi, Bartra, Alex Moreno; Guido Rodríguez (Víctor Ruiz 80'), William (Joaquin 64'); Canales, Fekir, Tello (Loren 45'); Sanabria (Borja Iglesias 80').

Goles: 1-0 (46') Llorente; 2-0 (91') Luis Suárez.

Árbitro: Mateu Lahoz (valenciano). Amonestó a Luis Suárez, Koke.

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal