Hueco blanco

Koundé: verdades y mentiras

En Barcelona dan por cerrado ya el traspaso de Koundé hasta 2027; desde Nervión aseguran (a primera hora de este miércoles) que es falso y que por el momento siguen negociando con los azulgranas y con el Chelsea

Alejandro SáezAlejandro Sáez
Seguir
8 min lectura
Koundé: verdades y mentiras
Koundé ultima su salida. - @JKEEY4

El calendario refleja que hoy es miércoles 27 de julio y Koundé sigue siendo (a primera hora de esta mañana) sevillista. Las negociaciones por su salida se están demorando bastante más de lo esperado, siendo la intención inicial del Sevilla FC y de su director deportivo el haberla dejado vista para sentencia la pasada semana.

No pudo ser así. Los tiempos se están alargando y Monchi, de manera paralela y en la medida de lo posible, va avanzando también en otros frentes. La salida de Idrissi, sin ir más lejos, es buen ejemplo de ello.

En lo que respecta al central galo, es evidente que todo apunta al FC Barcelona. Las 'palancas' económicas de Joan Laporta y las llamadas de Xavi al futbolista han sido suficientes para lograr el 'sorpasso' en la pugna por Koundé. Sin embargo, la opción del Chelsea aún no está descartada, tal y como ha podido confirmar ESTADIO Deportivo desde el club. 'Estamos negociando aún con los dos', aseguran.

Koundé, verdades y mentiras

La campaña mediática orquestada desde Barcelona ha sido muy útil, también, para que el Barça avance en su intento. Una partida de cartas plena de faroles y cargada de mentiras o medias verdades que no han hecho más que ir dinamitando poco a poco la paciencia de muchos de los actores de la negociación, de ahí que desde ESTADIO Deportivo queramos desgranar algunas de las muchas mentiras expuestas a lo largo de todos estos días, a la espera de que la oficialidad del traspaso de Koundé (probablemente al Barça) se dé más pronto que tarde.

Koundé, 2027

Sí, cinco son las temporadas que tanto el Chelsea como el FC Barcelona le ofrecen a Koundé. Muy diferente, en cambio, es que a primera hora de este miércoles pueda asegurarse de que el traspaso de Koundé al Barcelona ya está cerrado, tal y como indica Sport en portada.

Es cierto que Sevilla FC y Barça, por fin, ya comenzaron a negociar el martes, aunque por ahora no han llegado a ningún entendimiento. Desde el club de Nervión catalogan dicha información como falsa, al mismo tiempo que aseveran que siguen negociando, también, con el Chelsea.

Una pugna por Koundé encarece el producto

Mientras que desde Barcelona intentan hacer ver que el Chelsea ya se habría olvidado de Koundé, habiendo centrado su foco ahora en el defensa holandés del Inter de Milán Denzel Dumfries, desde Nervión recuerdan que están en conversaciones con ambos clubes. Un clásico de estas fechas. Lo que sí es evidente es que una pugna por el zaguero no hace más que encarecer el producto.

Koundé y dos más

Junto al fichaje del sevillista, la intención del conjunto culé es la de fichar a dos zagueros más. Irónicamente, los objetivos son Azpilicueta y Marcos Alonso; ambos del Chelsea. La tensión generada en la lucha por Koundé no sería razón para dinamitar dichas operaciones, o eso, al menos, venden desde Cataluña. Está claro, en cualquier caso, que el Chelsea no se los pondría en bandeja, visto lo visto cómo viene actuando el Barça este verano.

Kounde, 65 millones de euros

El Sevilla FC y Monchi siguen solicitando esa oferta que se acerque a los 65 millones de euros, bonus incluidos, que quiere por Koundé. El Chelsea, a pesar de lo que digan ciertos informadores, nunca ha llegado oficialmente a la misma, siendo por el momento su única intentona por escrito de 50 millones fijos más otros cinco en variables no muy sencillas de conseguir.

Lejos está, también, el FC Barcelona, que estaría negociando en la intención de cerrar el acuerdo en 45+10 millones de euros. Una cuantía que, por el momento, no tiene intención ninguna de aceptar Monchi. Las garantías de pago son otras de las cuestiones a discutir, pues en Nervión no son tontos y saben cómo se las gasta el Barça en los últimos años.

Koundé, convencido y ajeno

De profesional. Así tildan las voces autorizadas a la postura que ha tomado Koundé durante estos días, siendo uno más en la concentración sevillista en Lagos, aunque trabajando al margen por cuestiones físicas. Lo tiene todo cerrado con el Barça, que le ofrece unos seis kilos limpios (menos que el Chelsea) y le cede íntegramente los derechos de imagen. También lo tiene prácticamente encauzado con los 'Blues', a los que le apretó en su deseo de ganar tiempo para que llegara la segunda palanca de Laporta.

Koundé sabe que ni puede ni debe forzar, pues el Mundial está a la vuelta de la esquina y a nadie le interesa que se rompa la negociación. Tiene dos años más de contrato con el Sevilla FC, por lo que hay que ser inteligente.

Lo mismo le ocurre al Sevilla FC, que se entiende con fuerza en la negociación pero sabe de la necesidad de esta venta para seguir avanzando en su planificación. ¿Está obligado el Sevilla FC a vender a Koundé? No, pero cambiaría notablemente el plan establecido.

Tanto Monchi como Lopetegui daban por segura su salida, por lo que ahora habría que encontrar esa liquidez con otras ventas, lo que se antoja más complicado. Trastocaría, también, lo fijado en materia de refuerzos.

El Barça ficha, pero no inscribe

Particular es también el asunto culé, que está sorprendiendo a todos este verano con sus refuerzos. Sin embargo, no tiene capacidad para inscribirlos por ahora. Lógicamente, ninguno se quedará fuera. O esa, al menos, es la intención de Laporta antes de que se inicie la temporada. Pese a ello, las cuentas no salen y LaLiga está a la vuelta de la esquina. Aún no ha acabado de firmar a Koundé y ya está pensando en Bernardo Silva. De Jong no acaba de salir y solicita lo que tiene firmado... ¿Cuadrarán los números para el inicio de LaLiga o se quedará alguno fuera para la primera jornada?

Koundé. Una negociación plagada de mentiras y medias verdades que avanza poco a poco y que en breve esperan acabar de cerrar. ¿Será hoy miércoles? En Barcelona confían en que así sea; en Nervión no lo tienen tan claro a estas horas de la mañana.