Estadio DeportivoHueco blanco

Las dos debilidades de Guardado en el Real Madrid, la anécdota con Mourinho y su futuro en el Betis

El centrocampista verdiblanco reconoció que se ve al menos jugando una temporada más al más alto nivel, además de recordar el bonito gesto que tuvo el entrenador de la Roma con él hace poco

Las dos debilidades de Guardado en el Real Madrid, la anécdota con Mourinho y su futuro en el Betis
Las dos debilidades de Guardado en el Real Madrid, la anécdota con Mourinho y su futuro en el Betis - UES
Fernando RuizFernando Ruiz5 min lectura

Andrés Guardado, centrocampista del Real Betis, se medirá esta noche al Real Madrid. El veterano futbolista mexicano es consciente de que puede ser la última ocasión en la que se enfrente al conjunto blanco pues acaba contrato con el Real Betis el próximo 30 de junio y aún no ha renovado, aunque él se ve para algún tiempo más al máximo nivel.

"No (hablar de renovación con el club) y la verdad es que estoy muy tranquilo, tampoco es algo que me agobie a día de hoy porque también hay que ver cómo termina la temporada, qué sucede. El año pasado que estaba en la misma situación sí que estaba más nervioso por el tema del Mundial. Había un Mundial ahí que obviamente te hace estar un poco más nervioso para ver qué va a pasar, pero ahora, sin el Mundial y esa obligación de selección, me siento más tranquilo, disfrutando el día a día, tratando de seguir ayudando a mi equipo y ya veremos qué pasa a final de temporada", ha reconocido el azteca en una entrevista al diario Marca, donde también admitió que se ve jugando al menos un año más en la elite.

"Yo creo que me siento y creo que en el campo se ve que, mínimamente, estoy para un año más. A estas alturas, cuando llegas a estas edades, vas año a año. Vas viendo cómo te vas sintiendo, cómo te vas viendo dentro del campo, si puedes seguir compitiendo al máximo nivel, y a día de hoy te puedo decir con toda confianza que me siento fuerte para jugar un año más a este nivel. Después, hay que ver qué posibilidades tengo de seguir aquí o de ir a otro equipo, otra liga. Pero seguiré jugando un año más al menos seguro", recalcó.

En la entrevista también fue preguntado por otro jugadores de su edad o que se van acercando a ella y en el caso del rival de esta noche, hay dos como Benzema y Modric, de los que el mexicano reconoce que siente cierta debilidad por ellos. "No me traería a ninguno porque estoy muy contento con mi plantilla y mis amigos, pero he de reconocer que me encantan Modric y Benzema, los dos me gustan mucho y cada año que pasa, cada vez son mejores, más inteligentes y siguen demostrando que están a un nivel diferente. El otro día contra el Liverpool, Modric hizo un partidazo, Benzema hizo un golazo...".

También recordó Guardado su anécdota con José Mourinho, técnico de la Roma, cuando le pidió su camiseta en el encuentro de la fase de grupos de la Europa League: "Lo recuerdo como algo muy bonito. Para los jugadores, en general, el mayor halago o piropo es que tus compañeros de profesión o la gente que se dedica a esto y son exitosos alabe tu trabajo, reconozca tu carrera. En ese sentido, cuando Mourinho vino hacia a mí, ya nos habíamos enfrentado en amistosos, aquí, y nos habíamos saludado bien porque somos gente de años en el fútbol y nos ha tocado enfrentarnos desde su época aquí en el Madrid, y que haya salido de él pedirme la camiseta es uno de los mejores halagos que me llevo. Como cuando habla Xavi de mí, cuando le ha tocado hablar a otros grandes entrenadores y hablen siempre bien es con lo que uno se queda como futbolista, más allá de lo que se hable alrededor en prensa, afición y todo esto. Con lo que uno se queda es con la gente que vive el día a día, que son exitosos y realmente saben lo que se vive dentro de un campo".