Estadio DeportivoHueco blanco

Una llamada de Cordón al padre de Mata... pero no sólo por su hijo

El veterano atacante tiene firmado un año opcional más en el Galatasaray, pero su progenitor lleva a un carrilero a quien el Betis sigue desde hace tiempo

Una llamada de Cordón al padre de Mata... pero no sólo por su hijo
Adrià Pedrosa presiona a Nabil Fekir durante el Espanyol-Betis del pasado ejercicio. - UES
Óscar MurilloÓscar Murillo5 min lectura

Tuvo el Real Betis en su agenda el pasado verano a Juan Mata, un viejo rockero del fútbol español que abandonó la Premier después de once años allí, pero la falta de margen salarial, igual que le ocurrió a su otro gran pretendiente aquí, el Valencia, llevó al atacante al Galatasaray, donde firmó por una temporada, con una segunda opcional. Allí cobra 1,9 millones de euros netos, una cifra inalcanzable para los verdiblancos, aunque el ovetense estaba dispuesto a hacer un esfuerzo por continuar en una de las cinco grandes Ligas. Manuel Pellegrini lo veía como un buen recambio para Juanmi, cuyo perfil se quedó un poco huérfano tras la marcha de Lainez y Tello, aunque en la planta noble del Benito Villamarín no tenían claro del todo seguir apostando por jugadores tan veteranos, aunque la calidad del ex internacional español y su experiencia en episodios de liderazgo quedan fuera de toda duda.

Las conversaciones con su padre y agente se multiplicaron en los meses de julio y agosto, con la Real Sociedad menos pendiente desde que firmó a otro que gustaba en Heliópolis, Mohamed-Ali Cho, al tiempo que se retomaron ya con la ventana estival cerrada, lo que no es de extrañar. Antonio Cordón, director deportivo verdiblanco, mantiene un diálogo fluido y constante con muchos representantes e intermediarios para conocer cómo marchan ciertas operaciones de renovación de determinados futbolistas, sus cachés y su predisposición. Y, en el caso de Juan Manuel Mata Rodríguez, gerente de JM10 Sports, tiene una explicación más allá de monitorizar lo que hará su vástago dentro de siete meses. Y es que otro de sus pupilos es un carrilero al que llevan siguiendo en La Palmera desde hace tiempo.

Una ocasión propicia, pero con matices

Se trata de Adrià Pedrosa, extremo zurdo en sus inicios reconvertido a lateral en la cantera del Espanyol, en una evolución similar a la que siguieron Jordi Alba o Álex Moreno. El canterano 'perico', formado antes en el Gavà, termina contrato el próximo 30 de junio de 2023, cuando tendrá ya 25 años recién cumplidos. Hasta hace unos meses, su renovación estaba en 'stand-by' por no aceptar el otrora internacional sub 21 la propuesta blanquiazul, lo que llevó a sus responsables a firmar un recambio, Brian Oliván. Actualmente, a punto de regresar a los entrenamientos después de su paso por el quirófano para corregir su pubalgia, su futuro es toda una incógnita. Obviamente, Diego Martínez y sus superiores quieren esperar a ver cómo es su estado físico tras una dolencia tan complicada, así que seguramente las gestiones se alargarán unos meses más.

El Betis contempla a Pedrosa con cierta distancia, aunque sin perderle de vista, como a otro que podría quedar libre como el más cotizado Grimaldo (Benfica), ya que Miranda termina contrato en 2024 y no ha recibido propuesta de renovación, mientras que Álex tiene hasta 2025, aunque está en el mercado. Hace no demasiado, Cordón preguntó por él, en cierta forma sorprendido por el hecho de que no juegue ni vaya convocado desde hace más de siete meses, aunque ya sabe que no ha habido recaídas ni otras lesiones, sino un exceso, quizás de prudencia. En realidad, al lateral zurdo le aplicaron un tratamiento conservador durante un tiempo, pero no funcionó, por lo que fue intervenido en agosto. Su objetivo pasa por reincorporarse a la dinámica grupal para ser una opción más, con suerte, en el Atlético Paso-Espanyol de la segunda eliminatoria de Copa del Rey (20-D) o ya para el derbi liguero ante el Barça de Nochevieja y los siguientes compromisos. Entonces, todas las partes sopesarán su próximo paso.