Athletic Club 1 (4)-(2) 1 RCD Mallorca: ¡El Athletic vuelve a ser el Rey!

  • Los rojiblancos vencieron en la tanda de penaltis tras un partido muy peleado entre ambos equipos
  • Los de Valverde fueron superiores durante todo el encuentro, aunque los bermellones resistieron todos los ataques del rival
Athletic Club 1 (4)-(2) 1 RCD Mallorca: ¡El Athletic vuelve a ser el Rey!
Los jugadores del Athletic Club levantando la Copa del Rey - Lince
Luisma SánchezLuisma Sánchez 8 min lectura
Athletic

Athletic

Liga de Campeones por M+ Finalizado1 - 1

Mallorca

Mallorca
GolOihan Sancet50'
GolDani Rodríguez 21'

¡Cuarenta años después la gabarra volverá a salir! Los de Ernesto Valverde fueron mucho mejores durante un encuentro que terminó marchándose a la tanda de penaltis. Un gol muy tempranero de Dani Rodríguez puso en ventaja a los de Javier Aguirre, pero nada más arrancar la segunda mitad Oihan Sancet conseguía poner el empate. Finalmente, tras los fallos de Morlanes y Radonjic, Álex Berenguer terminó dándole la Copa del Rey al Athletic Club. Así vivimos el minuto a minuto de la Final de la Copa del Rey en ESTADIO Deportivo.

El encuentro comenzó como era de esperar, con las pulsaciones por las nubes y con mucha intensidad. De hecho, Nico Williams ya avisaba a los escasos segundos de juego con un disparo con la zurda que terminó marchándose fuera. Juego muy directo y sobre todo mucha lucha por alto.

El Athletic se iba a hacer dueño de la posesión en un primer instante, con pases muy directos hacia sus delanteros, aunque poco a poco se iba a ir notando la presión del Mallorca. Los rojiblancos lo intentaron más también con centros, pero se toparon con la defensa balear.

El nombre que más estaba destacando en el Mallorca estaba siendo Samú Costa, que dejó varios recados siendo contundente al corte y muy insistente. Avisaba el Athletic en una primera ocasión con un disparo de Íñigo Ruiz de Galarreta que hizo estirarse a Greif para mandar la pelota a córner.

Precisamente a través de un saque de esquina es donde más peligro iba a generar el Mallorca. Muriqi, omnipresente por todo el campo bajando incluso a recibir. El ‘Pirata’ buscó con un disparo con rosca intimidar a Agirrezabala. El canterano se mostró algo nervioso en su primera intervención, escapándosele una pelota a córner.

En una primera acción Darder buscó al primer palo a Samú Costa, aunque se volvió a mandar a saque de esquina la pelota. En la segunda oportunidad, ya no perdonó. Alrededor del minuto 20, Sergi Darder volvía a poner el mismo balón. La pelota le cayó a Gio que probó con un disparo, más tarde Copete que tuvo que intervenir Agirrezabala; la pelota se le quedaba muerta a Raíllo, que se la puso a Dani Rodríguez que con mucha calma la ponía a la escuadra. El Mallorca acariciaba la Copa.

El Athletic se atragantaba por momentos, ya que el Mallorca se encontraba muy cerrado. Los hermanos Williams comenzaban a aparecer, aunque mucho menos Iñaki, algo más tímido en la banda derecha. Nico, a pesar de estar muy vigilado por Gio González, conseguía insistir para seguir haciendo daño.

En una pared con Yuri, Nico Williams conseguía empatar la Final tras batir a Greif. El internacional español explotó de alegría, aunque más tarde iba a saber que estaba en fuera de juego. Por lo tanto, tras revisarlo el VAR, el gol no iba a subir al marcador.

Volvía a insistir Nico con un mano a mano que terminó mandando al lateral de la red antes del descanso. Iñaki iba a tener otra más que no supo aprovechar al hacerse un lío. El encuentro se marchó al descanso con el Mallorca acariciando la Copa.

Al descanso, Ernesto Valverde introdujo a Mikel Vesga en lugar de Beñat Prados para tratar de filtrar más balones a sus delanteros. Sin embargo, la primera ocasión fue de Cyle Larin. El canadiense se plantó delante de Agirrezabala y el guardameta estuvo muy atento para tapar esa ocasión.

Los leones introdujeron una variante en su estilo de juego, intercambiando posiciones con Nico Williams y Sancet en ataque. Galarreta seguía insistiendo con disparos desde lejos. Con la primera sociedad iba a llegar el empate rojiblanco.

En el minuto 49, Nico Williams se orientaba hacia el centro y ponía un balón increíble para Oihan Sancet que no iba a perdonar ante Greif. Hasta entonces el navarro no había intervenido en el partido y conseguía empatar la Final.

El partido se volvía a abrir, parecía que volvía a empezar la Final. Esta vez, el Athletic parecía que seguía siendo algo más protagonista. Comenzaban a aparecer de nuevo Sancet y Nico Williams, que estaban siendo diferenciales.

Javier Aguirre, ante la amenaza rojiblanca, tuvo que mover el banquillo sacando a Larin y dejando a Muriqi como único punta. Los defensas del Athletic descansaron un poco, ya que estaban teniendo bastante trabajo con el delantero canadiense. Además, minutos más tardes tuvo que dejar el partido Dani Rodríguez por lesión. Radonjic sustituía al autor del gol.

El cansancio comenzó a hacer mella a falta de diez minutos para el final del encuentro. El balón estaba siendo muy disputado por ambos equipos, hasta el punto de que en los minutos finales el Mallorca incluso dio un paso adelante. Sin embargo, el encuentro terminó marchándose a la prórroga.

La prórroga comenzó con un triple cambio en el Athletic. Ernesto Valverde cambiaba a sus jugadores de arriba. Muniain, Raúl García y Berenguer entraban para revolucionar el partido. El Mallorca se mantenía en defensa, aunque introducía a Pablo Maffeo para tratar de frenar a Nico Williams, que estaba siendo un auténtico dolor de muelas.

Se jugó bastante poco en la prórroga. La fatiga estaba haciendo mella sobre los jugadores y además hubo varias interrupciones. Sobre todo por un choque de cabezas entre Unai Gómez y Muriqi, que provocó una brecha en sus cabezas.

Muniain quizás tuvo la ocasión que estuvo más cerca de generar peligro tras un lanzamiento de falta desde la frontal que se marchó rozando el palo. Un centro peligroso de Morlanes que no terminó por peinar Antonio Sánchez fue lo más destacado del conjunto mallorquín.

La segunda mitad de la prórroga comenzó con algo de menos ritmo por las interrupciones que generaron algunos calambres que sufrieron los jugadores. Yuri y Toni Lato dijeron basta y tuvieron que ser sustituidos.

Nico Williams iba a perdonar el segundo tras un gran centro de De Marcos, que apuraba hasta la línea de fondo. El internacional español remataba pero Pablo Maffeo llegaba desde atrás para desviar lo justo para mandarla a córner. En la jugada siguiente, Muriqi era quien la iba a tener tras un remate fantástico de cabeza que hacía estirarse a Agirrezabala. El partido se marchó a los penaltis después de 120 minutos de supervivencia por parte de ambos equipos.

En la tanda, Manu Morlanes y Radonjic fallaron y Álex Berenguer terminó por darle la Copa del Rey al Athletic. Cuarenta años después, volverán a sacar la gabarra.