Estadio DeportivoHueco blanco

La oferta que rechazó el Elche por Lucas Boyé

El argentino quiso salir este verano a otro equipo y llegaron ofertas de más de diez millones de euros que fueron rechazadas; el club franjiverde pudo cometer un error del que ahora se puede estar arrepintiendo

La oferta que rechazó el Elche por Lucas Boyé
Lucas Boyé pudo salir del Elche CF este verano, pero la oferta fue rechazada. - UES
Rafa CalaRafa Cala3 min lectura

El futuro de Lucas Boyé en el Elche CF fue uno de los temas más candentes del pasado mercado de fichajes de verano en el que el argentino fue sondeado por muchos equipos, siendo el Sevilla FC el que más interés tuvo en él, reconocido en rueda de prensa por Monchi, director general deportivo sevillista, debido a que era el punta que más le gustaba a un Julen Lopetegui que ya abandonó la escuadra de Nervión debido a los malos resultados que, por ahora, no han mejorado con Jorge Sampaoli, su sustituto, ya que el Sevilla FC ha caído a puestos de descenso de forma oficial después de que se complete la jornada 12 de LaLiga.

Si al Sevilla FC le va mal, no es que le vaya mejor la temporada a Lucas Boyé y al Elche CF que son colistas de LaLiga con cuatro puntos no habiendo ganado aún un sólo partido lo que ha provocado ya un cambio de entrenador, saliendo Francisco y volviendo Jorge Almirón, sin que haya dado buen resultado por el momento.

Tampoco es que Lucas Boyé esté rindiendo como en otros cursos, dado que el argentino solo ha marcado un gol y ha dado dos asistencias en los nueve partidos de LaLiga que ha disputado. Números muy pobres para un futbolista por el cual el Elche CF llegó a rechazar propuestas de dos dígitos a la espera de que su rendimiento fuera a más provocándose así una revalorización que ahora mismo está lejos de llegar.

De hecho, la oferta que llegó a las oficinas del Elche CF fue del Sevilla FC cuando el mes de agosto, y el mercado de fichajes, agonizaba y fue de unos diez millones de euros más otros tres en variables que no convencieron en absoluto a la presidencia que ostenta Christian Bragarnik, quien se remitió a los 25 millones de euros que marca su cláusula de rescisión, si bien es cierto que estaba dispuesto a venderlo por menos. Ahí quedaron las negociaciones, decantándose el Sevilla FC por contratar a Kasper Dolberg, quien tampoco es que esté brillando.

Ahora, el futuro de Lucas Boyé está más en el aire que nunca, puesto que a sus 26 años el argentino tiene contrato con el Elche CF hasta el 30 de junio de 2024. Si no renueva y si se produce el descenso a Segunda división del Elche CF, que ahora parece insalvable, el club alicantino pudo haber cometido un error enorme el pasado verano pues quedándole un año de contrato sólo y en Segunda división, ningún otro equipo se acercará a las cifras que ofreció el Sevilla FC el pasado verano.