Estadio DeportivoHueco blanco

Munir, traicionado, vuelve a llorar por dejar el Sevilla

El marroquí, que se marchó entre lágrimas del Sánchez-Pizjuán movido por la promesa del seleccionador de Marruecos, ha visto ahora cómo se ha quedado fuera de la lista para el Mundial de Qatar; en Getafe no ha encontrado el protagonismo que requería cuando se vio obligado a decir adiós: "En mí vais a tener para siempre a uno de los vuestros"

Munir, traicionado, vuelve a llorar por dejar el Sevilla
Munir, llorando en su despedida del Sevilla FC. - SFC
Sandra RomeroSandra Romero5 min lectura

“En mí vais a tener para siempre a uno de los vuestros”, dijo Munir El Haddadi, entre lágrimas, durante su despedida como jugador del Sevilla FC. Tras tres temporadas y media como blanquirrojo, el internacional marroquí decía adiós al Sánchez-Pizjuán una vez que ya se hubiera desvinculado del club de Nervión y firmado por una temporada con el Getafe CF, renunciando así al último año de contrato que tenía firmado como blanquirrojo.

Un paso al frente en el que Munir perdía tanto en lo económico como en lo deportivo (al menos sobre el papel, pues la temporada del Sevilla FC tampoco está siendo la esperada) en busca de un mayor protagonismo como azulón que le asegurasen su presencia en el Mundial de Qatar, que dará comienzo el próximo domingo 20 de noviembre. Una apuesta a una sola carta que le requería el propio seleccionador marroquí, Walid Regragui, y que finalmente no le ha salido como esperaba, teniendo ahora aún más razones para seguir llorando por su adiós al Sevilla FC.

Era el propio Walid Regragui, durante una entrevista concedida días atrás, el que confesó que le había solicitado a Munir que cambiara de equipo si quería estar en el Mundial de Qatar, una solicitud que, lógicamente, empujó al futbolista a forzar su adiós, una vez que en principio no estuviera tan por la labor de hacerlo, aferrándose al contrato firmado como sevillista. “El Sevilla FC no quería dejar ir a El Haddadi, le dije que tenía que irse; sino no estarás (en el Mundial). Se fue al Getafe. Yo en una semana vi que este chico ya tenía la pelota”, explicaba Walid Regragui durante una conversación con una televisión de su país.

Ahora, sin embargo, Regragui ha dejado al exsevillista fuera de la convocatoria definitiva de Marruecos para el Mundial de Qatar, en la que sí han entrado los sevillista Bono y En-Nesyri, así como Abde y Yamiq, del Valladolid. Una traición en toda regla para Munir El Haddadi, quien ha visto cómo su esfuerzo de cambiar de aires no le ha servido para nada.

La salida de Munir del Sevilla FC facilitó que los de Nervión ampliaran su margen salarial, pudiendo afrontar así, también, el tramo final del mercado de fichajes del pasado verano con mayor tranquilidad.

Los problemas musculares que Munir ha venido arrastrando a lo largo de los últimos meses le han impedido al atacante contar con la continuidad y el protagonismo que buscaba cuando cambió el Sánchez-Pizjuán por el Coliseum, poniendo en peligro su participación en un Mundial de Qatar. Unos problemas físicos que, sin embargo, no servirían para excusar su ausencia en la lista de Marruecos para el Mundial, habiendo participado Munir en los dos últimos encuentros de LaLiga con el Getafe, ante Almería y Cádiz.

En total, Munir ha acumulado en este primer tercio de temporada con el Getafe CF un total de 226’ a lo largo de ocho encuentros, habiéndose perdido algunos por lesión y habiendo estado otros en el banquillo. Una participación como azulón en la que Munir ha contado con un rol secundario y en el que ha partido habitualmente desde el banquillo, lo que explica su ausencia en Qatar. Ahora, no le queda otra que intentar revertir la situación, como siempre hizo como sevillista, tal y como le recordaba Monchi durante su despedida: "Siempre has intentado sumar en la parte que te tocaba y siempre has intentado revertir la situación en la que te encontrabas".

En cualquier caso, Munir podría comenzar a negociar como agente libre este mismo mes de enero, una vez que en verano tan sólo firmara por una temporada.