El verdadero motivo por el que Yan Couto pidió el cambio en el Girona - Alavés

Tanto el futbolista del Girona como el propio entrenador, Míchel, hablaron al culmen del duelo de la situación del brasileño y las molestias que hicieron que fuera sustituido ante el Alavés de forma prematura

El verdadero motivo por el que Yan Couto pidió el cambio en el Girona - Alavés
Yan Couto. - Instagram / Yan Couto
Sara Portillo MayaSara Portillo Maya 3 min lectura
Girona

Girona

Gol PlayM+ LaLiga TV Finalizado3 - 0

Alavés

Alavés

Yan Couto es, sin duda, uno de los nombres del partido entre Girona y Deportivo Alavés, el que terminó con unas estadísticas impresionantes. A lo largo de los casi 80 minutos en los que estuvo sobre el verde, firmó actuaciones estelares y contribuyó sobremanera al resultado final con goleada de 3-0 del equipo que es líder de LaLiga EA Sports sobre el babazorro. El carrilero brasileño dio una asistencia, provocó un penalti (que luego fue materializado), ofreció dos pases que fueron clave, completo 3/4 regates y ganó 4/6 duelos. No obstante, dio el susto en el minuto 79 de partido, cuando se tumbó sobre el terreno de juego solicitando el cambio: no podía continuar.

Así, el jugador de la noche y una de las grandes bazas del Girona de Míchel tuvo que ser sustituido por Arnau Martínez en un cambio que generó preocupación. El futbolista se señalaba la zona de los isquiotibiales. En el momento, cuando el Estadi de Motilivi vio cómo el lateral del conjunto local abandonaba el terreno de juego haciendo muecas de molestias, todo parecía indicar que se trataba más bien de unos calambres o una sobrecarga. Una noticia que puso en alerta a algunos, y es lógico. El futbolista destaca por muchos aspectos, cumplidor en labores defensivas y muy activo en el ataque, con una velocidad y un desborde envidiable por muchos y deseado por otros tantos.

Más adelante, el propio Yan Couto atendió a los micrófonos de Movistar+ para hacer una aclaración: se encuentra bien y fueron unos calambres relacionados con el sobreesfuerzo de un partido muy intenso. El jugador terminó viéndose afectado con el pasar de los minutos por el cansancio y la fatiga muscular apareció para decirle que lo mejor era parar. Las imágenes en las que se veía abandonar el terreno de juego, sí bien daban evidencias de malestar, no parecían indicar ninguna lesión grave, sino una sobrecarga fruto de la intensidad del duelo.

Lógicamente, al entrenador del Girona, Míchel, también le terminaron preguntando por la situación de su pupilo en la rueda de prensa posterior al choque contra el Deportivo Alavés (que sirvió para seguir vivo en un objetivo que no se han marcado: el liderato; y seguir soñando en otro que sí se han fijado: Europa y, si es posible, Champions). El preparador madrileño quiso tranquilizar a los presentes con el estado de salud de Yan Couto y aseguró que se debe a unas simples "molestias" y que él se encuentra "bien", en la misma línea en la que su pupilo había hablado escasos minutos previos: "Nada, molestias. No, no... ahí se le subiían los isquios, pero está bien", señaló Míchel descartando una lesión grave.