Estadio DeportivoHueco blanco

Su carrera sufrió en frenazo en el Pizjuán y siete meses después vuelve con el Granada

El zaguero rojiblanco tuvo que ser sustituido en el Pizjuán tras una acción el la que se quejaba de manera ostensible de la rodilla derecha

Su carrera sufrió en frenazo en el Pizjuán y siete meses después vuelve con el Granada
Raúl Torrente se marcha lesionado del Pizjuán. - UES
Paco GarcíaPaco García3 min lectura

El central del Granada Raúl Torrente volvió a ejercitarse este martes al mismo ritmo que sus compañeros, siete meses y medio después de sufrir una grave lesión de rodilla.

El equipo dirigido por Paco López regresó a los entrenamientos en su ciudad deportiva, después de dos días y medio de descanso, para comenzar a preparar el partido del próximo domingo en el estadio del Leganés, de la decimoséptima jornada de LaLiga SmartBank.

La gran novedad del entrenamiento, el primero de los cinco previstos por el Granada para esta semana, ha sido la reincorporación al trabajo con el resto del grupo de Raúl Torrente.

El central rojiblanco, nacido hace 21 años en San Javier (Murcia), sufrió una grave lesión en el ligamento cruzado anterior y el menisco de la pierna derecha el pasado 8 de abril en un Sevilla-Granada en el Ramón Sánchez-Pizjuán, lo que le obligó a pasar por el quirófano dos semanas después.

Desde entonces Raúl Torrente se ha sometido a un largo proceso de recuperación que ya ha entrado en la fase final, al haber podido ejercitarse este martes al mismo ritmo que sus compañeros.

En la vuelta del equipo de Paco López al trabajo, en una sesión abierta en su totalidad a la prensa, faltaron por lesión el portero portugués André Ferreira, el lateral Joaquín Marín ‘Quini’ y los centrocampistas Sergio Ruiz y el francés Yann Bodiger.

Torrente vuelve a sentirse futbolista en el Granada CF

Raúl Torrente comenzaba a llamar la atención de los grandes hasta que tuvo que parar en abril tras el partido ante el Sevilla FC.

El zaguero rojiblanco tuvo que ser sustituido en el Pizjuán tras una acción el la que se quejaba de manera ostensible de la rodilla derecha tras una jugada en la que no pisó bien. Tras ser atendido por los servicios médicos del club, decidieron que lo más adecuado era que el chaval no ingresara de nuevo en el terreno de juego, aunque al igual que Neva en Álava, se probara por unos minutos.

Ya en el banquillo, a Torrente se le pudo ver afectado y, aunque todavía no conociera el alcance de su lesión, sí bien sabía que algo no iba bien.

De nuevo el ligamento cruzado anterior hacía mella en un jugador, pero con Torrente se daba además que afectaba al menisco. Con el canterano habrá que esperar algo más, aunque también se le ha podido ver en el césped de la Ciudad Deportiva tocando balón.