Hueco blanco

Pretendido por Eibar y Alavés, el Granada lucha por incorporarlo a sus filas

El canterano del Sevilla cuenta con varias ofertas interesantes de equipos de Segunda División, aunque estudia mucho la propuesta del Granada

Pretendido por Eibar y Alavés, el Granada lucha por incorporarlo a sus filas
El canterano del Sevilla, fruto de deseo de los grandes - @SportingGijón
Pedro MartínPedro Martín2 min lectura

Los movimientos se suceden en la categoría de plata. Algunos clubes actúan con más celeridad, como el Málaga, y otros con más calma y prudencia, como el Granada de Aitor Karanka. Centrado en el apartado de salidas donde varios baluartes tienen pie y medio fuera de Los Cármenes, tampoco se descuida las incorporaciones.

El que ha sonado con fuerza en las últimas horas para recalar en la ciudad de la Alhambra es Juan Berrocal según avanza Cazurreando. El central cuenta con más de tres ofertas de equipos de la Segunda División. Entre ellas el interés del Sporting de Gijón y del Málaga, donde estuvo en la agenda de Manolo Gaspar hasta decantarse finalmente por Unai Bustinza.

Perteneciente al Sevilla Fútbol Club, la llamada del Granada es bien recibida en Nervión, que saben que Los Cármenes es una buena plaza para torear en la categoría de plata. De hecho, de las mejores posibles. Un central bastante cotizado, más aún después de las dos buenas temporadas en Mirandés y Gijón.

Pero no es el único competidor en la carrera por el central de 23 años. Grandes de la categoría de plata como son Alavés y Eibar estarían dispuestos a lograr la cesión o traspaso del nacido en Jerez de la Frontera. Precisamente, es este último aspecto un punto a favor con el que juega el Granada. Su tierra natal.

La proximidad entre el que sería su nuevo destino y su tierra natal es una razón de peso para desequilibrar la balanza a favor de los nazaríes. Natural de Cádiz, a Juan Berrocal le atraería la idea de, entre los grandes postores, decantarse por el Granada. Faltan capítulos por darse antes de conocer el futuro de Berrocal, aunque el Granada está bien situado.