Estadio DeportivoHueco blanco

El Málaga cuelga el cartel de 'vacaciones'

El club de la Costa del Sol opta por esperar a saber si el equipo desciende o no para tomar cualquier tipo de decisión

El Málaga cuelga el cartel de 'vacaciones'
Jugadores del Málaga afectados por la derrota en Granada - UES
Alvaro ArenillasAlvaro Arenillas4 min lectura

La dirección deportiva del Málaga CF está descabezada en estos momentos... y lo seguirá estando. Según informa Cope Málaga, el conjunto andaluz ha decidido no contratar a ningún director deportivo que cubra la baja de Manolo Gaspar, quien dimitió de su cargo al día siguiente de cerrarse el mercado de fichajes de invierno para ser cubierto eventualmente por Kike Pérez.

El otrora jefe de la gestión deportiva malagueña señaló que "era el momento idóneo tras el cierre de mercado", si bien tenía decidido su adiós desde la salida de Pablo Guede, entrenador que comenzó el curso 2022-23 en el banquillo (tras él pasó Pepe Mel y ahora está Sergio Pellicer).

Con ese camino recorrido, se esperaba que el Málaga realizara su particular casting para contratar a un sustituto para Gaspar, alguien que se ocupase del presente y futuro de un equipo en el que hay que tomar muchas decisiones. Sin embargo, y siguiendo la información del citado medio, la determinación tomada de seguir sin un director deportivo responde al hecho de esperar a saber en qué categoría jugará el club la próxima campaña. Resumiendo: no tiene director deportivo desde el 1 de febrero, a 9 de marzo han decidido no firmar a ninguno y la fecha para tener a alguien que se ocupe de tales asuntos está en el aire.

La realidad es que parece que el Málaga está de vacaciones forzosas. A 10 puntos de la salvación y con solo 12 partidos por delante, en el club empiezan a entender que es muy probable que deban afrontar la próxima campaña en Primera Federación (Segunda B hasta hace unos años). Con esa perspectiva entienden que tomar decisiones en el presente carece de sentido, ya que cualquiera de estas podría traducirse en un error en cuestión de meses, ya que el contexto variará drásticamente si el equipo mantiene la categoría o desciende.

El posible adiós a CVC

Es otro punto a tener muy en cuenta y de vital importancia. Si el Málaga pierde la categoría vería frenadas de manera automática las obras de La Academía, ciudad deportiva que el conjunto de la Costa del Sol construye en Arraijanal y en la que ya se han invertido más de 5,1 millones de euros. Esto sería así porque los ingresos del fondo CVC acordados con LaLiga quedarían en suspenso al no estar en Segunda división, sino en la tercera categoría del fútbol español; informa SUR Deporte.

A estas alturas el resumen es sencillo, el Málaga necesita casi un milagro para quedarse en LaLiga Smartbank y las consecuencias de no lograrlo son incalculables. Por ello, el club ha pulsado el botón pause. En estos momentos no se puede hacer nada.