Estadio DeportivoHueco blanco

Un nuevo contratiempo para Arrasate

El cuerpo médico rojillo ha confirmado que Rubén Peña estará aislado de los terrenos de juego como mínimo durante un mes. Se pierde, entre otros, el partido de Copa frente al Betis

Un nuevo contratiempo para Arrasate
Arrasate, en el banquillo visitante del Girona. - UES
Alberto GálvezAlberto Gálvez3 min lectura

El empate en San Mamés frente al Athletic (0-0) ha dejado un grave contratiempo para Arrasate. El técnico del Osasuna ha perdido a una de sus piezas claves en su once para lo que resta del mes de enero.

Desde la enfermería del cuadro rojillo han confirmado los peores pronósticos para Rubén Peña. Aunque se trata de una lesión muscular, el jugador abulense no podrá volver a jugar hasta el mes de febrero como mínimo debido a que sufre una rotura en el recto anterior de su pierna derecha. Si todo marcha según lo previsto, en el plazo de un mes podría volver a los terrenos de juego.

De esta forma, el jugador se perderá los próximos compromisos ligueros frente a Mallorca, Elche y Atlético, y el de los octavos de final de la Copa del Rey contra el Betis. Hasta la fecha, Rubén Peña se ha mostrado indiscutible para el preparador vasco. De hecho, lo ha utilizado tanto de lateral como de extremo debido a su polivalencia.

David García es el nuevo líder, con 250 partidos

Por otro lado, en El Sadar están esta semana de celebración tras ver a David García alcanzar los 250 partidos oficiales como futbolista de Osasuna. Tras la marcha de Roberto Torres, el central se ha convertido en el nuevo referente del equipo. Ante el Athlétic portó el brazalete de capitán y todo hace indicar que ya no lo soltará. Su carácter y su experiencia le han hecho ganarse la confianza de sus compañeros y de la afición navarra, que presenció en directo como su presidente, Luis Sabalza, le entregaba una camiseta conmemorativa por alcanzar dicha cifra a su nuevo líder.

Cabe recordar que David García fue uno de los artífices de la agónica permanencia de 2015 en Segunda. Su gol en el último partido en Sabadell abrió la puerta de una salvación que certificaría el cabezazo de Javier Flaño. Ahora, a sus 28 años, es una de las referencias de Osasuna y el club ya lo ha atado hasta 2026 con una cláusula de 20 millones. Eso sí, el jugador podría quedar libre si el que equipo descendiera a Segunda División, cosa que por ahora parece muy improbable tras ir octavos y a tan sólo tres puntos de los puestos europeos.

Pero como cada vez que se abre el mercado de fichajes su nombre suena con fuerza para varios equipos, en las oficinas rojillas están deseando que concluyan estas tres semanas que restan para el cierre del mismo para asegurarse su permanencia en el equipo, al menos, hasta final de la presente temporada.