El nuevo caso de la UEFA que alimenta la fe del Athletic y angustia a Osasuna

La UEFA acaba de sancionar a un equipo de San Marino por un tema de apuestas ilegales ocurrido en 2017 y la noticia ha llegado tanto a San Mamés como a El Sadar, pero con diferente acogida

El nuevo caso de la UEFA que alimenta la fe del Athletic y angustia a Osasuna
Moncayola y Nico Williams, pugnando por un balón esta temporada. - UES
Alberto GálvezAlberto Gálvez 3 min lectura

Los aficionados de Osasuna no terminan de creérselo todavía, pero el veredicto de la UEFA podría estar al caer. Tras una temporada sobresaliente alcanzando la final de la Copa del Rey y logrando el billete para disputar la Conference League la próxima campaña, ahora los rojillos están viendo peligrar su aventura por Europa por culpa de unos hechos que ocurrieron en la 2013-14.

Y es que la semana próxima dicho organismo emitirá su sentencia tras el expediente abierto estos días por los amaños de partidos practicados en dicha temporada. Y lo que sería todo un jarro de agua fría para los pupilos de Jagoba Arrasate, supondría una paga extra para los de Ernesto Valverde, ya que el Athletic pasaría a disputar dicha competición si el conjunto navarro es sancionado al haber quedado octavos en la tabla clasificatoria.

No obstante, Osasuna ya ha aportado un dossier para defender sus intereses y creen que no deben ser los perjudicados de un proceso en el que se presentaron como parte acusadora. Concretamente, el partido fue contra el Betis hace una década y cuenta con una sentencia del Tribunal Supremo, lo que pone las cosas muy complicadas en Pamplona.

Y por si todo esto fuese poco, hoy se ha conocido un nuevo caso en el que la UEFA ya le ha retirado el pasaporte a un equipo para su próximo ejercicio. Se trata del Virtus de San Marino que, después de proclamarse campeón de la Copa Titano, ha sido sancionado sin jugar la Europa League por un tema de apuestas ilegales en 2017 que salpica a jugadores y dirigentes de dicho club.

Cabe recordar que ya esta misma semana también se conocía el caso del Isloch de Minsk, equipo que también ha recibido idéntico castigo por un caso muy similar. Los bielorrusos se ganaron su derecho a participar en la Conference League y se han quedado fuera por un tema de amaños acaecido en 2016.

Ante tal panorama, hay malas vibraciones en una entidad osasunista que acudirá hasta el TAS para tratar de que no le quiten semejante premio el próximo curso. Y, mientras tanto, crece el optimismo en las oficinas de un San Mamés en el que ya han empezado a hacer otras cuentas para la 2023-24 por si acaso lograran de manera indirecta su tan ansiado billete a la Conference League que llegaron a rozar en la última jornada del campeonato, pero ni Osasuna falló ante el Girona ni los 'leones' pudieron pasar del empate en el Santiago Bernabéu.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram