Estadio DeportivoHueco blanco

Real Sociedad 3-1 Athletic Club de Bilbao: Real-mente una apisonadora vasca

Los de Imanol Alguacil se llevaron el derbi vasco con mucho poder sobre el equipo de Ernesto Valverde

Real Sociedad 3-1 Athletic Club de Bilbao: Real-mente una apisonadora vasca
Muniain disputando un balón en el derbi frente a la Real Sociedad - LaLiga
Luisma SanchezLuisma Sanchez3 min lectura

La Real Sociedad mandó en el derbi vasco desde los primeros cuarenta y cinco minutos en San Sebastián. Un encuentro en el que llevaba en clara ventaja con goles de Sorloth y Take Kubo pero que Oihan Sancet ha dejó algo vivo el partido con su tanto en el tramo final.

Los donostiarras salieron con dos marchas más que su rival y pudieron haber abierto su marcador con un disparo de Brais que anticipó el gol del noruego Sorloth tras un despiste en la defensa del Athletic. Los rojiblancos se acercaban tímidamente a la portería de Remiro en la primera mitad y no lograban llevar peligro.

Silva estuvo vivo en el 2-0, le robó un balón a Vesga y se lo dio a Kubo para que el japonés marcara un gol de bandera. El japonés celebró el tanto como nunca quitándose la camiseta y celebrándolo con los aficionados txuri-urdines. Sin embargo, la alegría iba a durar poco tras un disparo de Sancet que sirvió para que los leones recortaran distancias al borde del descanso y le diera alas al equipo de Valverde, A priori la Real partía con ventaja, pero el partido estaba algo más abierto.

La segunda mitad comenzó con una triste noticia para los locales. Sorloth tuvo que ser sustituido por lesión. El noruego fue ovacionado tras recorrer prácticamente todo el Reale Arena antes de marcharse al banquillo. Mikel Oyarzabal saltó a calentar para sustituir al noruego.

El partido se decantó tras la expulsión de Yeray Álvarez alrededor del minuto sesenta. El defensor rojiblanco derribó a Kubo cuando prácticamente estaba delante de Unai Simón, tras un error de Nico Williams. Cuadra Fernández no lo dudó y le enseñó la cartulina roja. Oyarzabal no perdonó desde los once metros y se volvió a reencontrar con el gol tras diez meses de calvario por lesión.

El partido prácticamente no dio para más. Incluso en la jornada siguiente al gol de Oyarzabal, la Real pudo hacer el cuarto. Los de Imanol Alguacil han demostrado que son una auténtica apisonadora vasca. Ahora mismo duermen en puestos de Champions League, tan solo por detrás de FC Barcelona y Real Madrid. Se coloca tan solo a tres puntos de los blancos, que dejarán su partido de esta jornada pendiente al disputarse la Supercopa de España, al igual que los culés.

Victoria importantísima y deberes más que hechos. El derbi vasco se decanta para el lado txuri-urdín. La Real Sociedad sueña con cosas grandes esta temporada.