Estadio DeportivoHueco blanco

El enfado de Valladolid y Athletic por el arbitraje se extiende a otros clubes

En Pucela creen que le resultado está condicionado por Díaz de Mera Escuderos; en Bilbao piden un penalti no pitada; y algunos aficionados de equipos europeos, y rivales de los rojiblancos, acusan que el equipo vasco salió favorecido

El enfado de Valladolid y Athletic por el arbitraje se extiende a otros clubes
Muchas quejas y enfado por el arbitraje del Athletic Club 3-0 Real Valladolid. - UES
Rafa CalaRafa Cala4 min lectura

El Athletic Club - Real Valladolid, que acabó con victoria del equipo vasco por 3-0 en donde destacó Gorka Guruzeta, quien marcó dos goles, estuvo marcado por la actuación del árbitro del encuentro Díaz de Mera Escuderos que con sus señalizaciones y decisiones ha provocado la indignación en la afición del Real Valladolid, si bien es cierto que hubo una acción más en la que el Athletic Club se sintió claramente perjudicado, conjugándose todo pues en un arbitraje muy calamitoso y de los peores que se recuerdan en mucho tiempo en LaLiga a pesar de que tuvo la ayuda de la tecnología del VAR.

No tuvo su mejor tarde-noche el trencilla de Castilla La Mancha en el estadio Nuevo San Mamés, puesto que el Real Valladolid, o gran parte de su afición, se quejó de su favoritismo hacia el Athletic Club, el cual con el triunfo se coloca, de manera provisional, tercero en la clasificación de LaLiga gracias a este triunfo a la espera de que jueguen Atlético de Madrid, Real Betis y Real Sociedad.

La primera crítica del Real Valladolid llegó cuando Isidro Díaz de Mera Escuderos no señala una mano de Óscar de Marcos dentro del área del Athletic Club. En las imágenes se podía ver cómo el capitán vasco toca el balón claramente con su extremidad pero el colegiado no consideró la acción como penalti.

No se quedó ahí el agravio contra el Real Valladolid quien en el 2-0 reclamó insistentemente una falta de Mikel Vesga sobre Álvaro Aguado. Las quejas quedaron en nada, puesto que Díaz de Mera Escuderos no creyó en que hubiera contacto en el robo del balón, que se produjo cerca de la frontal del área del Real Valladolid, y que terminó en el 2-0 que prácticamente sentenció el choque a favor del equipo que entrena Ernesto Valverde sobre el de José Rojo, Pacheta.

Con todo, no sólo el Real Valladolid se quejó del arbitraje sino que también el Athletic Club manifestó una queja cuando no se le señaló un penalti a su favor por una mano de Lucas Olaza dentro del área que hubiera derivado en un penalti. El colegiado, tras verlo en el VAR, decretó una falta previa de Iñaki Williams que causó la sorpresa de todos los que estaban siguiendo el partido.

Con todo, ni unos ni otros terminaron contentos por la actuación de Isidro Díaz de Mera Escuderos, si bien es cierto que en el Real Valladolid fue mayor el enfado porque se considera que fue determinante para romper el partido. Un arbitraje que también ha levantado cierto resquemor en otras aficiones como Atlético de Madrid, Real Betis o Real Sociedad que ven cómo en Athletic Club, un rival directo en la lucha para clasificarse para competición europea, salió beneficiado bajo sus puntos de vista.