SURF

Los 'cowboys' del mar esperan domar este mes las olas gigantes de O Portiño

07.11.2020 | 13:06

A Coruña, 7 nov (EFE).- El reto de buscar una ola gigante y zambullirse en el mar hasta encontrarse en el punto exacto sobre el que poder ponerse a lomos de una enorme masa de agua que se convierte en una vertiginosa pared es una forma de vida salvaje y una pasión que mezcla "riesgo, estrategia y experiencia", asegura a Efe Eric Rebiere, a la caza del mejor día para demostrar la belleza de surfear una ola gigante en O Portiño (A Coruña).


Este surfista franco brasileño, afincado en A Coruña desde hace unos años, cree que entre el 15 y el 16 de noviembre podría ser una buena fecha para convocar la disputa del campeonato de España, que organizará la empresa After Surf de Bastiagueiro con el apoyo institucional del Ayuntamiento de A Coruña.


Ubicada a orillas de la capital coruñesa, los impulsores de la iniciativa, capitaneados por José Luis Díaz y Eric Rebiere, han logrado persuadir a la concejala de Deportes, Mónica Martínez, para que apueste por el surf con el propósito de colocar a este deporte y a la ciudad de cristal como uno de los principales destinos de los surferos más laureados del mundo que viven el sueño de perseguir y disfrutar el fenómeno de las olas gigantes, y que espera ver su nacimiento en los próximos días.


Para acertar con la fecha ideal, Rebiere estudia el mar a diario y concretamente observa cómo se comportan los efectos meteorológicos en América del Norte, "porque es el que produce días después efectos directos sobre Europa, y en particular sobre la costa gallega"; de ahí que espere que las condiciones de una tormenta perfecta, para el deporte del surf, estén muy próximas.


En unos días, si acierta con su predicción, dará la alerta al Consistorio de A Coruña para organizar el dispositivo de seguridad de la primera edición del campeonato en O Portiño, y acto seguido anunciará por WhatsApp a los mejores deportistas del planeta pendientes de este tipo de fenómenos, que en un par de días, son capaces de desplazarse para vivir el reto.


Hawai ya no es el mejor destino del mundo para observar cómo estos habilidosos y arriesgados deportistas son capaces de agarrarse a una tabla y enfrentarse a olas de tamaño XXL, ya que los surferos han descubierto en el Océano Atlántico una adrenalina extra que no tienen las salvajes y paradisíacas aguas del Pacífico.


Eric Rebiere atraído hace años por la belleza del mar de Nazaré (Portugal), en donde ha competido y ha disfrutado de sus famosas olas gigantes, es el padre del descubrimiento de la ola gigante del Portiño tras horas de observación y haber testado personalmente con su tabla la energía del bravo mar coruñés.


Una ola gigante para un surfero mide 20 metros, o incluso algo más, aunque "no existe un método científico para medirla", dice, pero una forma de saber su altura es calcular desde la cresta de la ola hasta el valle de la misma el número de personas de 1,50 metros (altura media de un deportista en posición de surfear sobre una tabla) colocadas verticalmente; así hallan el tamaño de una ola que en plena carrera puede llevar a los intrépidos jinetes del mar a una velocidad de 70 kilómetros hora.


Los creadores del evento de A Coruña han localizado en O Portiño dos líneas para convocar a los mejores surfistas del mundo en los próximos días; una primera línea, en la que se disputará el campeonato de España, con olas de 8 a 10 metros, y cien metros más atrás de la primera rompiente, advierten de que existe la segunda línea en la que el mar crece hasta los veinte metros.


En las primeras, los surfistas remontan el mar utilizando unas tablas muy grandes y que conducen brazada a brazada hasta incorporarse sobre uno de los peligrosos túneles de agua que tratan de cabalgar, mientras que para vivir el sueño de subirse a las masas saladas de agua de tamaño XXL se precisa la ayuda de una moto de agua y un experto piloto que lance a los cowboys del mar a la aventura de montarse sobre la gigante vertical.


En cuanto a la seguridad del campeonato en O Portiño, José Luis Díaz Baltar explica a Efe que se trata de "un deporte espectáculo comparable al de Moto GP" que "puede estar en el top del mundo para practicar este deporte".


Baltar ha descrito O Portiño como una zona incomparable para que la idea se convierta en un gran evento deportivo ya que desde la línea de costa "se puede ver fácilmente el espectáculo" y porque tiene "un paseo marítimo con miles de metros desde los que se podría ver a los surfistas".


Carlos Alberto Sánchez

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal