Hueco blanco

Joselu apunta a convertirse en el fichaje del verano

Tras forzar, sin suerte, el verano pasado para salir al Sevilla, acaba contrato con el Alavés y no renovará; Celta, Valencia y Espanyol lo pretenden

Joselu apunta a convertirse en el fichaje del verano
Joselu Mato no renovará con el Alavés y cambiará de aires el próximo verano. - Alejandro Sáez
Alejandro SáezAlejandro Sáez6 min lectura
Joselu Mato no seguirá en el Alavés a partír del próximo 30 de junio, especialmente si el conjunto babazorro acaba descendiendo a Segunda división, estando ahora en puestos de descenso. El delantero nacido en Stuttgart, aunque gallego de corazón, pues se crió en Pontevedra, donde llegó con cuatro años, acaba contrato a final de temporada y ya ha rechazado la oferta de renovación que el Alavés le puso sobre la mesa.

Habiendo estado muy cerca de firmar por el Sevilla FC el pasado verano, cuando tanto él como su agencia de representación forzaron para conseguir cerrar el traspaso, ahora apunta a fichaje de verano. Nervión, a priori, no sería su destino el próximo mercado estival, aunque nada es descartable en el mundo del fútbol. Habiendo sido el pasado verano una petición expresa de Lopetegui a Monchi, el Alavés se enrocó en los 15 millones de euros que marcaba su cláusula de rescisión, por lo que el Sevilla FC y su dirección deportiva acabaron mirando hacia otro lado. Y llegó Rafa Mir, con varios años menos, por dicha cantidad.

El Alavés, incluso, llegó a lanzar un comunicado al respecto, lo que fue enquistando cada vez más los contactos y propició que Joselu se diera por vencido, tras haberse borrado de varios bolos estivales durante la pretemporada por ciertas molestias. Y no es que las simulara, pero es que las molestias, en verano, molestan más cuando estás próximo a cambiar de aires, por el propio miedo de que puedan ir a más y eso acabe mandando al traste la operación.

En cualquier caso, el Alavés se enrocó, y se salió con la suya. Aunque de poco le ha servido, pues ahora el delantero se acabará marchando tras agotar su contrato y dejando la friolera de cero euros en las arcas babazorras. La supuesta cláusula en su contrato bajo la que renovaría de manera automática si disputaba 25 partidos esta temporada no es tal, en palabras del propio Joselu al programa ‘Kiroleros’. Existir, existió, como desde su propio entorno confirmaron a ESTADIO Deportivo meses atrás. Sin embargo, ya no estaría, indica el ariete. Eso, o que al estar el Alavés en descenso no es efectiva, como habitualmente suele ocurrir con este tipo de cláusulas. Y es que Joselu ya suma 28 participaciones con el Alavés este curso, por lo que ya habría renovado de forma automática.

Habiendo sumado 12 goles y dos asistencias hasta la fecha, el delantero gallego reporta, prácticamente, el 60% de los goles del Alavés. Y que los alavesistas tan sólo llevan 22 tantos en LaLiga este curso; unos pobres registros que explican que estén luchando por no bajar a Segunda división a estas alturas de la competición. De hecho, entre los otros 29 futbolistas que han defendido al Alavés este curso no alcanzan su cifra anotadora. Un dato demoledor, y que en gran medida explica por qué el Alavés no lo dejó salir el curso pasado.

Desde Barcelona, Mundo Deportivo apunta al Espanyol como una de las ‘novias’ interesadas en hacerse con el delantero a partir del 30 de junio, con la carta de libertad bajo el brazo. De hecho, Joselu puede negociar como agente libre desde el pasado 1 de enero, algo que está haciendo, aunque sin acabar de cerrar nada. Su llegada al RCDE Stadium no supondría una hipotética venta de Raúl de Tomás, una fuerte competencia para Joselu, que a sus 32 años quiere seguir sintiéndose importante donde vaya.


El preacuerdo de Joselu Mato con el Celta de Vigo

El Valencia, que desea firmarlo como recambio de un Maxi Gómez al que quieren darle salida en verano, es otro de los interesados, teniéndolo algo más avanzado el Celta, según publican desde Galicia medios como Televisión de Galicia o AS. Los vigueses habrían alcanzado ya un principio de acuerdo por el que el delantero, de acabar rubricándolo, firmaría por tres temporadas a cambio de 2’5 millones de euros, colocándolo en el primer escalón salarial a la altura de Denis Suárez. Coudet habría sido clave para ello, solicitando a los rectores del conjunto vigués que hicieran un esfuerzo por el delantero, quien regresaría al equipo en el que se formó como futbolista y del que salió para enrolarse en el Real Madrid.

Carlos Mouriño, presidente del Celta, vería así cumplido su sueño de poder recuperar a uno de los canteranos que se vio obligado a vender cuando el club entró en proceso concursal. El futbolista y su entorno, a diferencia del verano pasado, prefieren mantenerse callados por ahora. No es el momento propicio, ahora, para referirse a ello.