Hueco blanco

El conflicto de Denis Suárez y el Celta sigue en pie y el Sevilla permanece atento

El centrocampista acaba contrato en 2023 y su renovación no avanza por el conflicto que mantiene la presidencia celeste con su agencia de representación por la marcha de Bryan Bugarín

El conflicto de Denis Suárez y el Celta sigue en pie y el Sevilla permanece atento
Denis Suárez acaba contrato con el Celta en 2023. - Rafa Cala
Rafa CalaRafa Cala3 min lectura
Denis Suárez es uno de los principales baluartes del Real Club Celta de Vigo. El de Salcedas de Caselas está en plena madurez futbolística y a sus 28 años de edad está siendo uno de los jugadores más destacados del cuadro celeste, el cual aún sueña con engancharse a la pelea por los puestos que dan clasificación a competición europea la próxima temporada. Si bien es cierto que para lograrlo el equipo entrenado por el argentino Eduardo 'Chacho' Coudet tendrá que realizar un gran final de campaña y recortar los doce puntos que le separan de la Real Sociedad, actual sexta clasificada en LaLiga.

Aún así, no todo es felicidad para el centrocampista gallego, puesto que su conflicto con la presidencia sigue en pie y sin visos de que pueda arreglarse en un futuro próximo. Carlos Mouriño, máximo mandatario de la entidad de Vigo, sigue sin ceder y mantiene rotas las relaciones con la agencia de representación que lleva los intereses de Denis Suárez.

Todo se remonta al verano de 2021 cuando los agentes de Denis, y también de Iago Aspas, se llevaron a la joven promesa del Celta, Bryan Bugarín, al Real Madrid. Hecho que no ha perdonado el mandamás celeste.

Por este motivo, Denis Suárez ve cómo su continuidad en el equipo de su vida peligra, puesto que acaba contrato en verano de 2023 y en el club verían con buenos ojos una venta para recaudar dinero. Aun así, todo podría arreglarse ya que son muchas las voces que se firme la paz en Vigo y así uno de sus estandartes, el llamado a relevar al propio Iago Aspas y a Hugo Mallo, se quede por muchos años en Balaídos.

Clave para solucionar este sisma puede ser la llegada de Luis Campos, prestigioso director deportivo, el cual está en negociaciones con el RC Celta para trabaja en la institución celeste bajo una fórmula de asesor, tal y como ya hace con el Galatasaray de Turquía.

De no ser así, a Denis Suárez no le faltarán pretendientes, puesto que su nivel esta temporada está volviendo a recordar al de hace varias campañas. De hecho, el Sevilla FC está muy atento a los movimientos que puedan darse alrededor del futbolista vigués. Tal es así, que este pasado invierno ya contactó y sondeó la situación del gallego y su posible incorporación, la cual podría saldarse por unos cinco millones de euros.