Sevilla F.C.-Real Madrid: También afónico con sus tenores (0-1)

05.12.2020 | 19:39
Sevilla F.C.-Real Madrid: También afónico con sus tenores (0-1)

El Sevilla se ha quedado afónico en las alturas. De nada ha servido que sacrificara su imagen en Champions ante el Chelsea con la ausencia de la mayoría de sus principales tenores, porque contra el Real Madrid sólo se han escuchado susurros de un equipo inocente a nivel integral, silencioso en ataque y más desentonado de lo habitual en el ámbito estructural. Los de Zidane supieron qué piezas tocar para acallar la capacidad competitiva sevillista y descubrir sus carencias, con velocidad a su espalda y un orden que los nervionenses nunca fueron capaces de superar.

Lopetegui lo intentó todo para ganar en profundidad, con la remodelación de la sala de máquinas en la segunda parte, pero la seriedad del Real Madrid sirvió para anular una propuesta plana en los últimos metros que en esta ocasión, como con el Chelsea, no obtuvo la compensación de su solidez. Y sin esta red de seguridad, los decibelios del Sevilla bajan considerablemente y, de momento, no le dan para audiciones de esta índole. Con esta derrota, pierde la posibilidad de instalarse en Champions y prolonga las sensaciones negativas del pasado miércoles. 


Once de gala

Como se esperaba después de la rotación masiva en Champions para priorizar la visita del Real Madrid, Lopetegui desplegó su alineación de gala, con el regreso, además, de Bono a la portería una vez recuperado de su positivo en Covid. La otra novedad destacada la protagonizó la solución del técnico para la ausencia de laterales izquierdos, con la apuesta en la zurda por Aleix Vidal, que ya se desenvolvió en este carril durante la segunda parte contra el Huesca en relevo de Rekik, titular en Europa al no estar inscrito el tarraconense.

Por lo demás, el equipo de todas las quinielas, con el centro del campo más habitual, con Fernando, Jordán y Rakitic, y el tridente arriba conformado por Ocampos, Munir y de Jong, que regresó a la titularidad. En frente, un Real Madrid con Lucas Vázquez como carrilero diestro y la ausencia de Asensio en favor de Rodrygo.

Con estas piezas sobre el tablero, los de Zidane arrancaron con una presión alta que rápidamente le brindó una ocasión, con un robo y posterior conexión entre brasileños que terminó con peligrosos remate cruzado de Vinicius antes del primer minuto. Poco después Bono se complicó la vida en la salida, evitando Diego Carlos el 0-1.

Estos errores no alteraron la intención nervionense de salir desde atrás, para lo que Rakitic se incrustaba prácticamente entre los centrales para iniciar con el apoyo de Jordán, de cara a generar por dentro para percutir por fuera, como en un centro de Navas cabeceado sin peligro. No obstante, al igual que el Real Madrid, el Sevilla inquietaba más con su sincronizada presión adelantada, con la que, al principio, recuperaba arriba.

El problemas radicaba en que el Real Madrid hacía lo que buscaba, correr a las espaldas de los nervionenses con la velocidad de Rodrygo y Vinicius, obligando a Diego Carlos a realizar dos intervenciones cruciales ante las deficiencias en las coberturas.

No terminaba de funcionar la contención nervionense y los visitantes se plantaban con cierta facilidad en los aleñados de Bono a través de combinaciones rápidas, las que habilitaban una y otra vez a Vinicius exigiendo ayudas que desequilibaron a la zaga, dejando espacios para disparos desde la frontal como el de Kroos a los 20 minutos.  No se encontraba cómodo el Sevilla ni con balón ni sin él, sin hallar fisuras en un Madrid ordenado tanto en la presión como en su propio campo.
 
Navas apenas podía golpear por la derecha por la amenaza de Vinicius y cuando lo hacía solía producirse la réplica a su espalda, lo que condicionó una de las principales armas nervionenses. Una limitación considerable sumada a una circulación deficiente, sin una referencia claro sobre el que apoyarse.

Esta tesitura se tradujo en una nueva llegada para el Real Madrid, concluida con un remate de Benzema desviado de forma milagrosa por Bono. Esta vez sí hubo respuesta sevillista, con una acción rápida finalizada por De Jong con un disparo alto. Una señal positiva en el ocaso de un primer tiempo con más y mejores oportunidades para el Real Madrid pero en el que el Sevilla resistió para llegar al descanso en tablas, con la obligación, eso sí, de ajustar en la reanudación en todos los sentidos.

 
Para ello, debía sobreponerse a la ausencia de Munir, lesionado en la última acción del primer acto. Su lugar lo ocupó Óliver, con el que Lopetegui buscaba un mayor control del balón. Las aperturas del extremeño se agredecieron para oxigenar el juego y, aunque se precisaba imprmir otro ritmo a la circulación para ganar EN profundidad, la insistencia  por la derecha favoreció  el primer remate a puerta del Sevilla, con una espectacular chilena de De Jong a las manos de Courtois.
Sin embargo, la respuesta del Real Madrid a este mejor inicio fue letal, con una acción a la contra en el 55' en la que Vinicius la tocó lo justo para desestabilizar a Bono, que básicamente metió el balón en su portería.   
Tras el 0-1, Lopetegui optó por reconstruir el centro del campo con las entradas de Gudelj y Suso por Jordán y Rakitic, y de En-Nesyri por De Jong, por lo que Ocampos pasó la izquierda y Óliver a la media punta. Pretendía aumentar las conexiones para encontrar caminos a la portería de Courtois después de que no hubiese reacción inmediata.
El Real Madrid se asentó en sus dominios, alejado de Bono, solidario en el trabajo defensivo para cerrar las líneas de pase a un Sevilla con el control del balón pero no del 'tempo' porque no vislumbraba la forma de sorprender a los de Zidane. De ahí que la ocasión llegase a balón parado, con un lanzamiento de Gudelj que acarició el palo derecho de Courtois. Acto seguido, Suso firmó una excelente acción personal al marcharse de dos rivales y probar un disparo con rosca que se marchó por poco.
 
Lopetegui quemó su última nave con un cambio muy ofensivo con la entrada de Idrissi por Diego Carlos, acumulando futbolistas talentosos arriba. Así, el Sevilla se instaló cerca del área madridista, con continuos toques y movimientos de banda a banda para teminar con centros que no se remataron en su mayoría, a excepción del conectado por Ocampos al que respondió Courtois en el 85'. La último señal de vida de un Sevilla al que le faltó contundencia y mordiente para hacer daño al Real Madrid y levantar la voz.    
 
Ficha técnica:

Sevilla FC: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Aleix Vidal; Fernando, Jordán (Gudelj 64'), Rakitic (Suso 64'); Ocampos, Munir (Óliver 46'), De Jong (En-Nesyri 64').

Real Madrid: Courtois; Lucas Vázquez, Varane, Nacho, Mendy; Casemiro, Modric, Kroos; Rodrygo (Asensio 66'), Vinícius y Benzema.

Árbitro: Sánchez Martínez, murciano. Amarillas a Modric, Kroos y Vinicius.

Goles: 0-1 (55') Bono, en propia puerta.

Incidencias: Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Sin público.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal