Estadio DeportivoHueco blanco

La cantidad que bastaría para sacar a Guido Rodríguez del Betis

Desde Italia especulan sobre el montante que convencería a todos para la marcha del pivote, que también constituye el tope que maneja el Inter para potenciar esa demarcación

La cantidad que bastaría para sacar a Guido Rodríguez del Betis
El italo-argentino celebra un triunfo del Betis en la Europa League. - RBB
Óscar MurilloÓscar Murillo7 min lectura

Dice el refranero español que, cuando el río suena, agua lleva. Y con Guido Rodríguez se escucha el rumor desde hace meses. Con todo, el fútbol es tan especial y hay tantos intereses que conciliar que el Guadalquivir no tiene por qué desbordarse a su paso por Heliópolis, donde han respondido a los 'cantos de sirena' con una llamada a los agentes del pivote, los hermanos Sabbag, para ampliar su vinculación, de momento hasta 2024. Las informaciones que apuntan a un desacuerdo en los años que se añadirían (dos) y las cantidades (situarían al italo-argentino en el segundo escalón salarial del plantel, sólo por detrás de Fekir, junto a Canales y Borja Iglesias) no son ciertas. Simplemente, no hubo oportunidad de sentarse alrededor de la misma mesa antes del Mundial, por lo que el compromiso es abordar la negociación tras la cita que se desarrolla a orillas del Golfo Pérsico, seguramente ya en enero o febrero.

Guido y sus compañeros de la Albiceleste continúan con vida en Qatar. Tanto es así que el combinado adiestrado por Lionel Scaloni, en el que también figura otro bético (Pezzella), más los sevillistas Acuña, Montiel y 'Papu' Gómez, disputa este viernes el encuentro de cuartos de final contra Países Bajos, con Brasil (si cumple las expectativas y supera a Croacia) esperando el martes 13 en unas hipotéticas semifinales. Cuando caigan eliminados o ganen el título, tanto el '5' como Germán tendrán, por decisión de Manuel Pellegrini, casi las mismas vacaciones que sus compañeros, once días, por lo que, en el mejor de los casos, no estarían de vuelta en la capital hispalense hasta el 20 de diciembre, o el 28 si levantan su tercera Copa del Mundo. Además, todas las partes querrán esperar a los movimientos invernales, con varios clubes de la Premier y la Serie A muy pendientes del ex de América.

Como ya se explicó en ESTADIO, el Inter de Milán es el último en sumarse a la lista de pretendientes de Guido Rodríguez, aunque los 'neroazzurri', que visitarán el próximo 17 de diciembre el Benito Villamarín para la disputa de un amistoso contra el Betis, parece que van en serio, a diferencia de los amagos veraniegos de Atlético de Madrid (estaba dispuesto a llegar a los 30 exigidos desde La Palmera, pero sólo si vendían a Carrasco, lo que no ocurrió, por lo que se decantaron por Witsel a coste cero), Manchester United (18+2) y Everton (20, variables incluidas). En todos los casos, el sueldo del centrocampista defensivo se multiplicaba por dos o hasta por tres, si bien, en un alarde de compromiso, el que más ganaba con el trato decidió quedarse una temporada más para seguir creciendo a la par de un equipo que ha demostrado sus ganas de mejorar con la unidad por bandera.

A pesar de que se van a articular fórmulas económicas para sanear las cuentas, como aceptar un préstamo de 65 millones por parte de una fondo de inversión o realizar próximamente una ampliación de capital, al Betis le urge recuperar el modelo anterior al coronavirus, con al menos una gran venta por temporada. La segunda plantilla más veterana de LaLiga cuenta con media docena de futbolistas muy aprovechables en otros clubes más pudientes, aunque lo cierto es que, para engordar las cifras de los traspasos, el componente de la edad está pesando cada vez más, por lo que en Heliópolis tratarán de aprovechar la oportunidad que tengan de hacer caja, primando el movimiento que genere más plusvalía y tratando de combinarlo con el que menos daño haga a la columna vertebral de Manuel Pellegrini. Una posología difícil de conseguir en este negocio.

Haciendo cuentas, con el 20% en el aire

Desde Italia, con todas las cartas sobre la mesa, aciertan al especular con que el Betis prefiere un pacto estival a uno invernal, así como en que, de no renovar a principios de 2023, su precio bajará y su salida se convertirá en perentoria. Incluso, desde 'Calciomercato.it' se atreven a dar una cantidad con la que los verdiblancos quedarían satisfechos: 25 millones de euros. Con una tasación según 'Transfermarkt' de 28 y pese a la exigencia anterior de 30, se trata de una cifra más que convincente, curiosamente el tope que, según la citada publicación, se ha marcado el Inter para potenciar esa zona de campo, ya que los lombardos se encuentran inmersos en varias renovaciones y buscar paralelamente refuerzos en todas las líneas. Habida cuenta de que en La Palmera tienen el 70% de sus derechos y de que costó tres millones, más otros tantos en bonus, si se vende por 25 quedarían entre 11,5 y 14,5 de plusvalía (condicionado a los pluses), a los que habría que descontar los derechos de formación que corresponden a River Plate (4,5%) y Tijuana (0,5%).

En cualquier caso, el Betis tiene a su disposición, al parecer sin fecha de caducidad, otro 20% del pase del 30% controlado por América, que vería su ganancia reducida de 7,5 millones de euros a 2,5, aunque ingresarían un extra pactado en su momento (1,6 kilos) por ese porcentaje. Cumplir 100 encuentros oficiales como verdiblanco permite esta compraventa, en la que los mexicanos no pueden echarse atrás, y que aumentaría la ganancia en el Villamarín a un mínimo de 15 millones y un máximo de 18. Obviamente, habría que encontrar un sustituto de garantías para Guido, renovar a Paul y cruzar los dedos para lograr a un precio razonable un medio de cierre con unas prestaciones tan notables como las ofrecidas por el de Sáenz Peña. Eso sí, este guion no está ni mucho menos escrito del todo.