Estadio DeportivoHueco blanco

Las condiciones del Betis para renombrar el estadio y la alternativa a mudarse a La Cartuja

Ramón Alarcón explica el proyecto 'Nuevo Estadio', redefine y matiza la postura sobre el 'Naming Right', tras resultar llamativo que la maqueta no incluya el nombre de Benito Villamarín, y responde a la gran pregunta que hacen los béticos: ¿qué va a pasar mientras duren las obras?

Las condiciones del Betis para renombrar el estadio y la alternativa a mudarse a La Cartuja
Imagen de la maqueta del proyecto 'Nuevo Estadio' que llama la atención por no incluir el nombre Benito Villamarín. - RBB
Aitor TorviscoAitor Torvisco6 min lectura

El CEO del Real Betis, Ramón Alarcón, y el director del proyecto 'Nuevo Estadio', Javier Doña, han ofrecido detalles sobre las bases del concurso anunciado hoy por el club -con plazo hasta el día 21 de marzo- dirigido a arquitectos con acreditada "experiencia en la construcción de estadios de primer nivel" con la intención de buscar diseños que permitan tener "una casa de los béticos más abierta, acogedora, inclusiva, actualizada a los tiempos y, sobre todo, rentable los 365 días de año". En las maquetas del proyecto 'Nuevo Estadio' sorprende que no se incluye el nombre del Benito Villamarín y sus dirigentes se han encargado de explicar que, aunque esa puerta estaba cerrada hasta hace poco, no se cierran al 'Naming Right' siempre que las marcas patrocinadoras estén dispuestas a asumir unas estrictas condiciones.

Ramón Alarcón, en declaraciones para los medios del club, ha explicado cuáles son esas condiciones: "El nombre del estadio es algo que siempre se ha planteado. ¿Qué es antes, el huevo o la gallina? En España hay poca inversión de nombres comerciales en estadios que son antiguos. Cuando se construyen nuevos estadios que son referencias modernas, ahí sí son apetecibles para las marcas patrocinadoras. Estamos abierto a ello siempre que sea una cantidad relevante, muy importante. Si la cantidad que ofrecen es lo suficientemente importante para afrontar el pago de obra o una gran parte (el proyecto tiene un presupuesto de 70 millones de euros), entonces lo haremos.

"Creemos que Benito Villamarín, que fue un adelantado a su época, estaría orgulloso de ver cómo el Betis se adapta a los nuevos tiempos y al siglo XXI. Si no es tan importante, no lo haremos y mantendremos el nombre de Benito Villamarín", añadió Alarcón, que se mostraba abierto a estudiar ofertas aunque sigue deslizando la opinión que ha mostrado muchas veces relativa a que considera que las cifras que se pagan a día de hoy a clubes similares al Betis no son lo suficientemente rentables.

Una posible mudanza a La Cartuja

De otra parte, Alarcón ha contestado a la pregunta que se hacen muchos béticos. ¿Qué va a pasar durante las obras que comienzan en junio de 2024? El Real Madrid se mudó a su ciudad deportiva, el Barcelona ya ha dicho que jugará en Montjuic mientras remodela el Camp Nou y, como cabe deducir, el escenario más viable para el Betis es irse de manera temporal -mientras duren las obras o la parte más gruesa de las mismas- al estadio de La Cartuja, sede de su última Copa del Rey. Existe una alternativa a la mudanza en la temporada 2024/2025, pero con consecuencias bastante drásticas.

"Hay dos opciones, las dos están aún en estudio y tienen sus pros y sus contras. Podemos irnos a La Cartuja o quedarnos en nuestro estadio. Seguir en el Benito Villamarín tiene un inconveniente importante como es la reducción del aforo, tendríamos más socios que localidades disponibles, pero nos quedaríamos en nuestra casa. En La Cartuja tendríamos que estar fuera de nuestra casa, pero no habría problemas de aforo. Vamos a estudiar bien los pasos a seguir, si nos quedamos puede ser sólo por un tiempo o todo lo que duren las obras...", explicó el CEO del Betis.

"La gran infraestructura que queremos hacer el Proyecto Estadio, que va a ser el pulmón financiero del Betis del futuro y el gran orgullo de los béticos, que van a venir a su casa y van a encontrar una casa moderna y adaptada al futuro. Vamos a desarrollar una infraestructura para que miles de personas quieran venir todos los días, con una oferta distinta cada día, con multitud de eventos además de los días de partido, en los que obviamente mandará el fútbol", añadió Alarcón, que dio más detalles sobre las obras en el Benito Villamarín.

"Vamos a hacer la nueva grada; vamos a actuar, interior y exteriormente, sobre la infraestructura de las otras tres gradas; y vamos a construir la cubierta, que es una parte fundamental para el confort de los béticos porque evita mojarse o que te dé el sol, pero también va a mejorar mucho la acústica del estadio. Va a ser una olla a presión. Luego, hay que reordenar la explanada, que antes era sólo un descampado de tierra y ahora está desordenada. La vamos a ordenar, a dotar de servicios para que forme parte de todo el entorno del estadio", detalló, orgulloso e ilusionado, Ramón Alarcón en la línea de lo expuesto antes por el director del proyecto 'Nuevo Estadio', Javier Doña.