Enfado monumental en el Cádiz, tras la expulsión sufrida ante el Celta: "A mí me pueden despedir por su culpa"

El técnico del cuadro andaluz, calmado y sonriente, se quejó abiertamente del trato que están recibiendo sus jugadores dentro del terreno de juego, jornada tras jornada

Enfado monumental en el Cádiz, tras la expulsión sufrida ante el Celta: "A mí me pueden despedir por su culpa"
Sergio González vio hoy su puesto peligrar en Balaídos. - Cordon Press
Alberto GálvezAlberto Gálvez 3 min lectura

Sergio González, entrenador del Cádiz, no se ha podido morder la lengua tras el arbitraje que su equipo ha sufrido en Balaídos. El técnico del conjunto andaluz, aprovechó los micrófonos de DAZN para denunciar abiertamente el trato que están sufriendo esta campaña por parte del colectivo arbitral.

Y es que hasta la polémica expulsión de Chust, el técnico del conjunto andaluz veía que sus jugadores estaban "siendo superiores". Pero el colegiado Gil Manzano, según su criterio, decidió cambiar el rumbo del partido con una acción muy discutible para él.

“Es una acción muy importante porque por esa jugada, si al final perdemos este partido, a mí me pueden echar esta noche. Lo que reclamo en estas jugadas es que el árbitro vaya al VAR y se tome todo el tiempo que necesite para mirar la jugada. Si el Celta nos gana porque es mejor, le damos la mano y lo felicitamos. Pero no puede ser que esa jugada nos condicione el partido como nos lo ha condicionado”, explicó.

Pero no quedó ahí su protesta. Con rostro sonriente y con una velocidad de palabra sorprendente, se expresó con un guion memorizado, ya que tenía las ideas apuntadas, como él mismo reconoció para que no se le olvidara nada: “La expulsión ha sido muy, muy, muy rigurosa y a partir de ahí hemos sabido sufrir. En la primera parte me voy con la sensación de que nos miden de una forma diferente a los demás. La sensación es que la vara de medir es distinta. Y los jugadores no paran de decirme que el trato es diferente en el campo, que les dicen "que si te conozco ya... Y eso no me gusta. El VAR también se puede equivocar, sólo le estaba pidiendo que fuese a verlo. Creo que al Celta hoy se las han devuelto todas".

Volvió a profundizar en la jugada polémica del partido: “Lo que hoy he visto es una falta previa a Roger muy clara que no pita y después Iago Aspas no tiene la pelota controlada en ningún momento y Fali puede tirarse al suelo y llegar. A partir de ahí, él me ha atendido en el descanso pero ha sido una conversación de besugos”.

Finalmente, destacó el “trabajo descomunal” de sus jugadores porque hasta esa acción estaban siendo “superiores” al Celta, y dio por bueno el punto sumado en Balaídos: “La racha negativa de los equipos de abajo nos ha llegado muy pronto y está siendo muy larga. Pero en cualquier momento vamos a arrancar. Nosotros estamos trabajando bien, hoy estábamos haciéndolo bien pero esa acción nos sacó del partido”.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram