Estadio DeportivoHueco blanco

La norma del Mundial de Qatar que genera un problema a España y Luis Enrique

Al contrario de lo que ocurrió en Rusia 2018 y otros Mundiales, el nuevo reglamento sobre las tarjetas amarillas podría dejar a Busquets sin jugar los octavos de final

La norma del Mundial de Qatar que genera un problema a España y Luis Enrique
Entrenamiento de España en Qatar - UES
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero3 min lectura

La selección española tiene el pase a octavos de final del Mundial de Qatar 2022 en la palma de la mano. Tras la contundente victoria a Costa Rica por 7-0 y el empate a uno ante Alemania, muy mal se tendría que dar la tercera jornada del Mundial en el grupo E ante Japón para no pasar de ronda. Los nipones también se juegan la vida, por lo que se espera un partido donde los dos equipos intentarán ir a por la victoria, aunque a España le valdría con el empate, pero hay una nueva norma que Luis Enrique deberá tener muy presente para unos hipotéticos octavos de final.

A diferencia de en Mundiales anteriores, el reglamento de la FIFA para Qatar 2022 con respecto a las cartulinas amarillas y la acumulación de amonestaciones cambió. "Si un jugador es amonestado dos veces en dos partidos distintos, quedará suspendido automáticamente y no podrá disputar el siguiente partido de su selección", dice la norma de la FIFA. En este caso, si Busquets viese una tarjeta ante Japón se perdería el partido de octavos de final, en el supuesto de que España se clasifique para dicha ronda.

Este es un nuevo criterio establecido para esta Copa del Mundo, puesto que en los Mundiales anteriores, como en el de Rusia 2018 que ganó Francia, los futbolistas pasaban limpios a la siguiente ronda. En Qatar esto cambia, siendo solo en la fase final cuando se contempla no acumular las tarjetas de la fase preliminar. Eso si, la única excepción es la roja directa o la doble amarilla en un mismo partido, que sí que conllevan suspensión para el siguiente encuentro.

Al no ganar ante Alemania, Luis Enrique no podrá hacer experimentos ante la selección nipona. Además, Rodri y Gavi arrastran problemas físicos, por lo que puede ser que no les fuerce. Con la ausencia de ellos dos, el asturiano perdería a dos de sus pilares en el centro del campo, por lo que el seleccionador podría verse obligado a contar con el capitán Sergio Busquets ante Japón, asumiendo el riesgo de perder al 'pulpo de Badía del Vallés' en los octavos de final. Veremos si Luis Enrique se deja condicionar por esta posibilidad y usa a Koke en el pivote, donde el seleccionador ya probó al del Atlético de Madrid en alguna ocasión, o si se la juega con Sergio Busquets, priorizando no romper la columna vertebral de 'La Roja' con otro de sus intocables.