Estadio DeportivoHueco blanco
El emotivo acto de despedida de Julen Lopetegui, "un aficionado más del Sevilla FC para toda la vida"

El emotivo acto de despedida de Julen Lopetegui, "un aficionado más del Sevilla FC para toda la vida"

En un abarrotado antepalco del Sánchez-Pizjuán, el vasco ha pronunciado su último discurso en el club, ha ofrecido sus últimas conclusiones después de tres años "históricos y muy bonitos" y ha mandado un mensaje a la plantilla. No te pierdas el vídeo

Aitor TorviscoAitor Torvisco9 min lectura

El Sevilla FC y Julen Lopetegui se despiden públicamente con un acto en el antepalco del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. La entidad de Nervión ha agradecido la profesionalidad del vasco en los más de tres años que ha estado en el club, así como ha querdido desearle la mejor de las suertes y los mayores éxitos en sus nuevos proyectos profesionales.

"Lopetegui cierra una exitosa etapa con tres magnificas campañas en las que se lograron con creces los objetivos y una cuarta temporada en la que, sin embargo, los resultados no han acompañado, sumando el Sevilla FC cinco puntos de 21 posibles en LaLiga", indican los medios del club, que no han querido dejar sin reseñar ni uno solo de sus espectaculares números.

El acto arrancó con un discurso del periodista del club Germán Mora, que repasó datos como estos: "170 partidos, 121 partidos en LaLiga, 15 en Copa del Rey, 16 en la Europa League, 17 en Champions League y una en la Supercopa de Europa". Esto le convierte en "el quinto técnico con más partidos oficiales de la historia sevillista tras Joaquín Caparrós, Unai Emery, Manolo Cardo y Ramón Encinas". "El balance, de 89 victorias, 45 empates y 36 derrotas, le lleva también al tercer puesto en victorias oficiales, solo por detrás de Caparrós y Emery".

Mención especial, como se pudo ver en el emotivo vídeo preparado para la ocasión, destaca "la brillante consecución de la sexta UEFA Europa League en la temporada 2019/2020", además "del hito histórico de conseguir tres clasificaciones consecutivas para la Liga de Campeones", el récord de puntuación en Primera División con 77 puntos en la 20/21 o el primer Trofeo Zamora de su historia, el de Yassine Bono la pasada temporada.

Lopetegui, "un sevillista más de por vida"

"Voy a coger algo de aire, algo de fuerza para expresar lo que tengo en mis sentimientos. No soy de numeritos y quiero explicarlo con sencillez", arrancaba Lopetegui, visiblemente emocionado y, sobre todo, muy agradecido por estos tres años y medio."

Hemos estado 24 horas al día y 7 días a la semana entregados en cuerpo y alma y eso desgasta mucho, pero también deja huellas imborrables en el corazón. Como, por ejemplo, las imágenes que acabamos de ver y que agradezco. Un vídeo muy bonito. Gracias a Monchi, desde aquella comida en Madrid en la que me convenció (y pagué yo, por cierto). Gracias al presidente, al consejo, a los jugadores, a la afición... y a todos los estamentos del club.

No me sale otro sentimiento que el de agradecer a los que me han permitido trabajar para hacer un poquito más grande al Sevilla FC, que siempre será mi club, y a mi gente, porque siempre seréis mi gente. Seguro que, con pequeños retoques y cuando los jugadores vuelvan a su verdadero nivel, el equipo va a mejorar y va a volver al lugar al que se merece. Seré un sevillista más de por vida", manifestó en su discurso Lopetegui, antes de someterse a su última rueda de prensa.

¿Con qué se queda de estos tres años?

"Me quedo con algo que es más importante que los titulos, que es el cariño de la gente con la que he convivido. Eso es lo más grande que te puedes llevar de un trabajo. Hemos conseguido objetivos importantes, pero todos somos personas y me quedo con el respeto y el cariño de todos los que me han aguantado. No soy fácil de aguantar".

¿Mejor etapa como entrenador?

"Sin ninguna duda es la que más ha calado en mi corazón. Eso ya no se cambia. Ese sentimiento ya empapa todo". "No me vi ganando LaLiga, pero el año pasado estuvimos cerca y logramos un hito histórico, que es el de clasificar al equipo tres años seguidos para la Champions".

El del Dortmund, el partido más difícil

"Ha sido un partido complicado, deportivamente y por todo lo que existía alrededor. El contexto no era fácil pero lo intentamos preparar como el resto, con la mentalidad de ganarlo. Me comunican el despido ya después del encuentro. No puedo decir más sobre eso".

"¿Si me hubiesen dado a elegir si sentarme o no? Pues no sé qué decir, pero no me arrepiento de nada. Las decisiones que tomo son porque lo considero siempre lo mejor. He tenido opciones y las he descartado".

Mensaje a la plantilla

"Me despedí de ellos, su obligación es concentrarse en el próximo partido. Los entrenadores somos lo que quieren los jugadores. Dependemos de ellos y tratamos de sacar lo mejor y dar confianza. Deben confiar en ellos. Son un grupo muy bueno, unido. En cuanto se ajusten algunas cosas van a volver a su nivel".

No es la salida soñada

"Las cosas no se eligen ni se deciden, surgen y luego hay que adaptarse a ellas. Aprovecho para dar las gracias a los medios de comunicación de la ciudad porque creo que me habéis tratado con respeto dentro de esa crítica en la que vivimos siempre los entrenadores. Hay veces que es más contructiva que otras, pero he sentido respeto y estoy agradecido".

"No soy para nada rencoroso. Mi único sentimiento es de agradecimiento y de ver la parte positiva de estos tres años y medio históricos y muy bonitos. Lo demás lo aparco todo. Entiendo que me preguntéis qué es lo que prefiero callar, pero hablo de lo que está dentro de mi control y de nada más".

¿Volverá algún día al Sevilla?

"El Sevilla FC siempre será un gran club y yo voy a seguir entrenando. No sé si nuestros caminos se volverá a juntar, lo que sí sé es que ya son inseparables. Me voy más viejo y con experiencias que sirven para ganar sabiduría para el futuro. Mi familia, mi hija... Lo que hemos vivido y por cómo nos ha acogido esta ciudad, esta ciudad cala mucho".

"Las críticas siempre son positivas. Uno de los principales activos del club es la exigencia, la obligación de aspirar siempre a lo máximo. Eso no se puede perder nunca. Bienvenida sea siempre. Dentro de esa exigencia, creo que hay un reconocimiento a los que hemos estado dentro de esa exigencia y hemos trabajado duro para que el club alcanzase sus objetivos".

Planes de futuro

"El único plan de futuro que tengo ahora mismo es ir a ver a mi padre, que tiene 92 años y hace mucho que no le veo. Mi familia también tiene mucho mérito, convive con la intensidad de nuestra profesión, nos llevamos los problemas a casa... Les debo todo y estoy muy agradecido. Son los que me dan fuerzas para seguir siendo entrenador de fútbol".