Estadio DeportivoHueco blanco

Gerard Moreno y Unai Emery rompen su maleficio con el Atlético

Unai Emery y Gerard Moreno consiguen romper un maleficio que tenían con el Atlético de Madrid y que superan con la victoria en el Wanda Metropolitano

Gerard Moreno y Unai Emery rompen su maleficio con el Atlético
Gerard celebra el gol contra el Atlético de Madrid - LaLiga
Pedro MartínPedro Martín3 min lectura

Victoria merecida del Villarreal contra el Atlético de Madrid. El conjunto de Unai Emery asaltó el Wanda Metropolitano gracias a los goles de Yeremy Pino y Gerard Moreno y a una soberbia actuación de Rulli, que realizó dos paradas colosales, una de ellas en la misma línea de gol.

Impuso su idea y filosofía el submarino amarillo con posesiones largas, con paciencia y con triangulaciones que rompían las líneas de presión del Atlético. No supo esta vez Simeone superar a Unai Emery. Y es de destacar, pues nunca le había ganado el ex de Almería, Arsenal, o PSG entre otros al argentino en un total de 16 encuentros.

Rompe el maleficio Unai Emery. Más allá de lo anecdótico, confirma el buen estado de su equipo, trabajado a la perfección con mecanismos y movimientos bien definidos. Habló después del encuentro, precisamente, del talento infinito que tiene en la plantilla: "Hablamos del potencial que tenemos con jugadores con experiencia y jóvenes, que aprenden de los mayores. Gracias a esta combinación tenemos un buen equipo".

Destacó en el Wanda Metropolitano Gerard Moreno. El delantero dio una exhibición de controles, pases y visión de juego. Rubricado con un gol en el último minuto para poner la sentencia con el 0-2. Un jugador que también está de enhorabuena. Se estrena en esta liga y, además, también supera un obstáculo personal que tenía.

Nunca le había marcado hasta este encuentro al Atlético de Madrid. Al internacional española se le resistía el conjunto rojiblanco. Por fin, y "después de muchas oportunidades", como él mismo afirmó a pie de campo, consigue superar esta estadística. Un peso menos para un Gerard que brilla con luz propia.

Fue objeto de polémica el ariete. Los aficionados rojiblancos y varios jugadores entendieron como ofensiva la celebración habitual de Gerard Moreno. Él mismo se justificó, pues su intención no era faltar el respeto: "No tengo problemas en pedir perdón, pero no he hecho nada. Siempre celebro los goles así porque se los dedico a mis hijas. No quise ofender a nadie. Nunca he faltado al respeto a ninguna afición y nunca lo haré. Quien me conoce sabe cómo soy y que lo celebro así".