Hueco blanco

Las alternativas a Paciencia que maneja el Granada al cierre del mercado

Las alternativas a Paciencia que maneja el Granada al cierre del mercado
Las alternativas a Paciencia que maneja el Granada al cierre del mercado. - Sandra Romero
Sandra RomeroSandra Romero3 min lectura
Va a llegar el Granada CF hasta el epílogo del mercado de enero para conseguir reforzar su delantera, lo que en la dirección deportiva que lidera Pep Boada ha sido denominado en la presente ventana de fichajes como una prioridad.

Bien es sabido por todos los granadinistas que la primera opción a lo largo de estas semanas ha sido el portugués Gonçalo Paciencia, quien hace días que le dio el 'OK', a la espera de alcanzar un acuerdo entre clubes que no acaba de producirse. Y es que el Eintracht, club con el que Paciencia tiene contrato hasta 2023, no acaba de facilitarlo.

Los planes del Granada CF siempre han ido encaminados a cerrar un préstamo puro hasta final de temporada, mientras que los germanos abogan por conseguir una transferencia o incluir una opción de compra a final de temporada que se antoje obligatoria en ciertos casos, lo que aseguraría una contraprestación económica. Unas posturas bastante distantes sobre las que desde el Nuevo Los Cármenes se han querido tender puestos a lo largo de esta semana sin acabar de conseguirlo del todo.

Y aunque las negociaciones no se han dado por rotas, sí ha abierto el abanico la dirección deportiva rojiblanca, poniendo sus ojos en las otras opciones que se le abrían en estas últimas horas de mercado. Unas alternativas que han tomado peso en mayor o menor medida, al tiempo que no acaba de cristalizar la operación por Gonçalo Paciencia.

Según publica Marca, se trata de Kaio Jorge y de Diego Valencia, delantero de Universidad Católica de Chile. Mientras que la opción del brasileño, que milita en la Juventus, es a pocas horas del 'deadline' la vía que más gusta en Granada, la del chileno, de 22 años, podría cerrarse en 1'5 millones de euros.

De concretarse, Kaio Jorge llegaría a Granada en préstamo hasta final de temporada en una complicada operación que está supeditada, también al futuro de Álvaro Morata, tentado por el Barcelona. Horas claves en las oficinas del Nuevo Los Cármenes, donde Pep Boada y su equipo trabajan a toda máquina por acabar de dar forma al Granada CF para el resto de la temporada.