Hueco blanco

El estado de la economía del Sevilla FC para protegerse de la crisis

El estado de la economía del Sevilla FC para protegerse de la crisis
El estado de la economía del Sevilla FC para protegerse de la crisis. - F. M.
Fernando MateosFernando Mateos5 min lectura
Se avecinan tiempos complicados en el mundo del fútbol, que lo serán menos para aquellos clubes que hayan hecho los deberes en los últimos años y presenten una economía saneada. Es el caso del Sevilla FC, que se ha visto sin embargo sorprendido por la crisis motivada por el coronavirus después de que el verano pasado llevase a cabo la mayor inversión de su historia en reconstruir la plantilla de la mano de Monchi, con más de 140 millones de euros en fichajes.

Por ello, antes incluso del parón de las competiciones, el informe semestral que resume las finanzas del Sevilla FC en la primera mitad de esta 19/20, al que ha tenido acceso ‘2Playbook’, ya arrojaba un descenso en los indicadores de solvencia nervionenses, con un beneficio neto a 31 de diciembre de 2019 de 10,23 millones de euros, muy por debajo de los 26,22 del mismo periodo del año anterior. Además, la posición de caja descendió un 22,5%, hasta 46,5 millones, mientras que la deuda neta pasó de 40,7 millones a 100,23 millones de euros, principalmente por el aumento de la deuda con otros clubes por los compromisos de pago acordados en los fichajes, que pasaron de 62,8 millones en diciembre de 2018 a 112,7 en 2019, a los que se sumaron otros 27,9 kilos adeudados con la banca, con un calendario de vencimientos hasta 2025.

Pero, pese a todo, el consejo de administración que preside José Castro no cree que la situación sea preocupante. Así, el citado informa semestral fue aprobado el pasado 28 de mayo y en él se señala que incluso en el caso en que no se hubieran reanudado las competiciones, “no se vería comprometida la aplicación del principio de empresa en funcionamiento”, colaborando a ello sin duda el ERTE presentado el pasado mes de abril y que afectó a 254 trabajadores del área deportiva y los 106 del área corporativa, renunciando los futbolistas de primera plantilla al 8,5% de su salario si LaLiga se retomaba a puerta cerrada, como así ha sido.

Según ‘2Playbook’, la empresa auditora del Sevilla FC, EY, ha dado por bueno este informe semestral, donde no se aventura el posible impacto de la covid-19 al desconocer cómo se retomaría la actividad, indicando que la “incertidumbre sobre sus consecuencias” se disipará en el cierre definitivo de un ejercicio que ya apuntaba a un resultado neto mínimo, de apenas 460.000 euros, el importe más bajo desde 2014.

Asimismo, se destaca que tampoco se podía medir en dicho informe el alcance exacto del impacto de las devoluciones parciales del abono, si bien el 95% de los que ya han elegido se han decidido por un descuento en el carnet de la 20/21, trasladando así la reducción de ingresos al próximo ejercicio.

Sea como fuere, la fuerte apuesta del verano pasado ya supuso un importante impacto en las cuentas del Sevilla FC, con un aumento interanual del 15% en el gasto de salarios (63,5 millones de euros en el primer semestre), disparándose del mismo modo las amortizaciones de inmovilizado, que recogen el gasto en compra de futbolistas, un 44,2%, hasta los 33,3 millones en ese periodo.

El informe refleja también que las plusvalías por traspasos el pasado verano apenas subieron un 5,6% (58,4 millones de euros), aunque ha sido la partida de ingresos que más creció en la primera mitad de esta 19/20, en la que la cifra de negocio se contrajo un 4,3%, hasta 69,4 millones, principalmente por los menores pagos de la UEFA en este periodo.

Así, los ingresos por competiciones bajaron de 18 a 15,2 millones de euros, mientras que los abonos aportaron casi un millón menos (5,6), pero, por el contrario, los derechos de televisión mejoraron en casi medio millón (38,6) y también crecieron en la misma línea los ingresos del área comercial (9,9 millones), todo ello en el primer semestre de este curso.

Ahora habrá que ver cómo se resuelve en materia económica la segunda mitad de la temporada, algo que se conocerá a finales de año en la consiguiente Junta de Accionistas. Sin duda, la clasificación para la Champions, con unos jugosos ingresos económicos, ayudará a aliviar una situación de crisis que afecta a todos, aunque en el Sevilla FC están convencidos de la buena salud de la entidad.