Estadio DeportivoHueco blanco

Se aclara, parece que definitivamente, el futuro de un objetivo de Sevilla y Betis para enero

Se aclara, parece que definitivamente, el futuro de un objetivo de Sevilla y Betis para enero
- Villa Gómez
Villa GómezVilla Gómez4 min lectura
El río suena cada vez con más fuerza en el Real Betis y mantiene su curso, fluyendo en la dirección correcta, en el del Sevilla FC. Todo hace indicar que ambos conjuntos intentarán moverse bastante en la próxima ventana invernal de transferencias, que se inaugura en apenas dos semanas (el 1 de enero de 2022). En el caso verdiblanco, para que puedan entrar habrá que dejar salir, por lo que todas las miradas están puestas en los infrautilizados Joel, Paul, Rober, Camarasa (recuperándose de una lesión) o Tello, incluso en el inédito Sabaly (con participación incierta en la Copa de África pero necesidad urgente de adquirir ritmo de competición), pues es pertinente liberar fichas y, a ser posible, masa salarial para hacer sitio a los que lleguen, con prioridad para un mediocentro de corte defensivo y, si cuadran las cuentas, un quinto central. Por parte nervionense, hay una plaza vacante y cierto margen económico, aunque tampoco se desdeñaría la opción de aligerar carga en los dos aspectos. Y prefieren delanteros y centrales.

Los nombres de futuribles empiezan a acumularse en los mentideros futbolísticos, con mayoría de mediocentros en Heliópolis (Dani Ceballos, Álex Fernández, Vecino, Can Kahveçi, Gonzalo Villar...), donde han optado por renovar a uno de ellos, Sergio Canales, quizás el mejor fichaje (fichajazo, si se combina con la ampliación de contrato de Fekir) posible en esta 21/22. Pero los indicios apuntan a que llegará otro (u otros) en esa demarcación, a medio plazo seguro, si bien a corto puede que también. En Eduardo Dato, la urgencia no apremia ahí... salvo que se busque acomodo a los que no están jugando (Gudelj, que se ve más como cuarto central de emergencia, Óscar Rodríguez...). Sea como fuere, un objetivo parece unir a Monchi y Cordón en estas lides: Marc Roca.

Hace no mucho, fue el propio Marc Roca el que se refirió a las pocas oportunidades que ha tenido en Múnich, expresando sus deseos de que el panorama mejorase pronto para no tener que emigrar. Desde luego, en España no le faltan postores, empezando por los dos equipos sevillanos, que estarían dispuestos, a corto y medio plazo, a abrirle sus puertas. Incluso, se deslizaron cantidades (muy razonables, por cierto) para llevarse al pivote catalán a título definitivo, lo que avivó el interés desde LaLiga, donde también han pensado en el ex del Espanyol su propio conjunto matriz y el Valencia. Sin embargo, a las puertas del mercado de enero, la suerte del de Villafranca del Penedés ha cambiado, hasta el punto de que acumula dos titularidades (las primeras de la temporada), en las goleadas del Bayern frente a Stuttgart (0-5) y Wolfsburgo (4-0).

"Me siento increíblemente feliz por él. No le cambié por su rendimiento, sino porque estaba fundido. Estaba feliz, y con razón. Alabé a Marc en el vestuario; rara vez hago eso con jugadores de manera individual delantero del resto del equipo, pero se lo merecía, mucho. Me encanta este tipo de jugadores que, enojados con el entrenador, reaccionan así. Sabíamos que tenía calidad, pero la forma en la que luchó y aceleró tuvo un gran impacto en el juego. Sobresaliente. Tiene un corazón enorme. Me encantan los jugadores desinteresados que le demuestran al entrenador que, obviamente, ha sido un error no sacarlo casi nunca. Soy lo suficientemente autocrítico; he cometido un error", admitía el míster bávaro, Julian Nagelsmann. Unas palabras que vaticinan la permanencia de Roca, al menos hasta el próximo verano.