Estadio DeportivoHueco blanco

Así está el futuro de Loren: su postura, la idea del Betis y los que han llamado a su puerta

De lo mejor y poco salvable ante River, junto a Juan Cruz, el marbellí se reivindica pese a la poca confianza de Pellegrini y tiene una idea clara respecto a este mercado invernal tan especial

Así está el futuro de Loren: su postura, la idea del Betis y los que han llamado a su puerta
El delantero sonríe junto a Miranda durante una sesión en tierras chilenas. - RBB
Óscar MurilloÓscar Murillo5 min lectura

Sin duda, se avecina un mercado invernal tan largo como especial, más parecido de lo normal a la ventana veraniega. Y es que si hasta el arranque de curso hay dos meses reales para inscribir, pero casi el doble en la práctica para fichar al moverse los clubes desde que acaba una temporada hasta el 31 de agosto o 1 de septiembre, según toque, enero solía representar un periodo más restringido, aunque el parón de este año por el Mundial y el hecho que solamente se jueguen uno o dos partidos antes de Nochevieja alargará el 'impasse' destinado a retocar las plantillas. Como ya se advirtió en ESTADIO Deportivo, el escenario más probable que manejan en el Real Betis pasa por una continuidad absoluta, sin altas pero tampoco bajas, trabajando en cualquier caso por si hubiera ofertas irrechazables por alguno de sus pilares y fuera necesario cubrirlas.

Este martes, ABC adelantaba que Antonio Cordón espera poder aligerar masa salarial con la salida de dos futbolistas, Martín Montoya y Loren Morón, que no entran en los planes de Manuel Pellegrini, como demuestra el hecho de que son, junto al aún renqueante Víctor Camarasa, los miembros de la primera plantilla que se han quedado fuera de la lista A de la UEFA, una circunstancia que, según el ahorro obtenido en fichas y un posible ingreso en caso de traspaso, al estar el Betis en positivo en lo que se refiere al tope fijado por LaLiga, podría permitir una reinversión en forma de refuerzo, con el nombre de Héctor Bellerín subrayado, ya que el Barcelona no tiene previsto renovarlo e, incluso, mira otros laterales derechos a corto y medio plazo.

Una decisión arriesgada

Loren Morón, uno de los señalados, ya realizó el pasado verano una apuesta con poco que ganar y mucho que perder, ya que decidió no valorar las propuestas que tenía para salir en forma de cesión o traspaso (con Cádiz, Rayo Vallecano, Alavés o Granada esperando un guiño), centrándose en convencer al 'Ingeniero' de que podía alternar con Borja Iglesias y Willian José en punta. La historia del marbellí con el chileno es de contratiempos, ya que pilló una Covid persistente nada más aterrizar el nuevo entrenador y, después de perderse la pretemporada, vivió una etapa personal difícil, también con la enfermedad. Al año siguiente, la cesión al Espanyol no dio los frutos apetecidos, por lo que el artillero quiso aprovechar la fase de preparación para la 22/23.

Un golazo al Zaragoza en el Ciudad de Málaga puso de manifiesto que no se rendía, a lo que se unió el problema del Betis con las inscripciones, lo que le permitió sumar trece minutos en las rectas finales ante Elche y Mallorca. Pero ha sido su única participación en lo que va de temporada, más allá de otras doce convocatorias sin éxito final. Suficiente para que cualquiera se plantee una salida. Pero Loren, con contrato hasta 2024, no está pensando ahora mismo en eso. Desde Cádiz vuelven a sonar 'cantos de sirena'. Y no son los únicos. Hay más llamadas, más sondeos a su agencia de representación, 'You First', aunque allí saben que el costasoleño no desea escuchar de momento nada que suponga alejarse de casa.

A día de hoy, por tanto, únicamente la falta de oportunidades le tiene descontento, porque se encuentra muy a gusto en un vestuario que le quiere, le mima y le protege. Recuperando sensaciones en los entrenamientos y demostrando, como ante River Plate (fue el mejor y de lo poco salvable, junto a Juan Cruz), que está listo para ayudar, bien como delantero centro, su posición natural, o por detrás, ya que funcionó a las mil maravillas como mediapunta y partiendo 'a lo Juanmi' desde la izquierda. Incluso, mostró que su forma física es idónea, bajando un par de veces hasta su propia área para ayudar en la contención. Tiene ganas de pelear para revertir la situación. En ésas está. Y no por cabezonería, sino por el convencimiento de que puede recuperar la gran versión que mostró cuando promocionó desde el filial.