Estadio DeportivoHueco blanco

Marcao, el líder que necesitaba el Sevilla

En el mejor partido del Sevilla Fútbol Club en lo que va de temporada, el central brasileño fue el mejor de los nervionenses, y si no, que le pregunten a Adeyemi, que habrá tenido pesadillas con el brasileño esta madrugada

Fernando RuizFernando Ruiz
Seguir
4 min lectura
Marcao, el líder que necesitaba el Sevilla
La noche de Marcao. - @teixeira_marcao.

Ya está aquí el líder de la defensa del Sevilla Fútbol Club. En realidad estaba aquí desde hace tiempo, pero no se le ha podido ver hasta ahora. Evidentemente hablamos de Marcos do Nascimento Teixeira, Marcao. Resulta imposible creer que hace una semana no tuviera el alta médica, como aseguraba por aquel entonces el ya exentrenador nervionense Julen Lopetegui. De hecho, el técnico vasco ha acabado su aventura en Nervión sin haberlo tenido a su disposición para jugar, quizás por su precaución a la hora de utilizarlo tras su mala experiencia con las lesiones la pasada temporada. Pero Sampaoli es diferente.

El de Casilda ha visto los puntos débiles de este Sevilla antes incluso de aterrizar y evidentemente el agujero en el centro de la defensa era uno de ellos. Así que, cómo él mismo reconoció, habló con Marcao y le hizo ver que lo necesitaba ya, que era su líder. Y el brasileño ha dado el paso al frente. Lo hizo ante el Athletic Club disputando sus primeros minutos oficiales y el partido completo, y lo volvió a repetir anoche en el Signal Iduna Park, apenas tres días después y siendo el mejor de los sevillista sobre el terreno de juego.

El brasileño dio una clase magistral de anticipación, jerarquía y contundencia, algo que no se veía en la defensa del Sevilla FC desde la marcha de Koundé y Diego Carlos. Y es que precisamente Marcao recordó ayer a su compatriota, al que además vino a sustituir el pasado verano. Si sigue así a este nivel, nadie en Nervión año echará de menos a Diego Carlos, algo prácticamente impensable hace tan sólo una semana.

Y es que no sólo Marcao hizo un gran partido en Dortmund, junto a él, sus dos compañeros en la defensa, el canterano José Ángel Carmona y sobre todo Tanguy Nianzou, autor del 0-1 y que hasta la llegada de Marcao al equipo había dejado más dudas que certezas, pero es lo que tienen los centrales buenos, que hacen mejores a sus compañeros, tal y cómo hacia Diego Carlos con Koundé.

Y si no que se lo pregunten a Adeyemi o a Bellingham. El alemán seguro que tuvo pesadillas esta madrugada con el central del Sevilla. Y eso que el extremo lo intentó de todas las formas pero Marcao le ganó la partida una y otra vez con inteligencia. También al inglés, al que desesperó en alguna jugada imponiéndose con su físico. Un físico que brillaba por su ausencia en la zaga nervionense.

Todos hablaban del partido de Marcao en la noche de ayer, muchos no se explicaban que Lopetegui no lo hubiera utilizado antes ante la necesidad de buenos resultados, algo que sí ha hecho Sampaoli nada más llegar. Otro incluso le pedían perdón por haber dudado de su profesionalidad antes siquiera de haber jugado un sólo minuto.

Lo que está claro es que Jorge Sampaoli ha cambiado la cara a un equipo que parecía muerto, las victorias aún no han llegado, pero con actitudes como la de ayer o ante el Athletic, no tardarán en caer más pronto que tarde. El argentino no quiere ni oír hablar del largo plazo, solo se centra en el partido a partido, como se encargo de aclarar tras el partido. "Sinceramente no evalúo esa situación ahora, sólo evalúo el partido que viene, que el partido mantenga una forma, cuando encuentre una idea, una sensación, ahí empezaremos a ver un futuro. Hoy solamente estamos empezando a acomodarnos". Más claro, agua.