La polémica dentro y fuera del Atlético - Sevilla: de la mano de Azpilicueta a las formas en la sala de prensa

Al filo del descanso se produjo una mano dentro del área colchonera que pasó casi desapercibida; en la segunda parte, la clara expulsión de Soyuncu y tras el pitido final, una rueda de prensa de Sánchez Flores que acabó precipitadamente

La polémica dentro y fuera del Atlético - Sevilla: de la mano de Azpilicueta a las formas en la sala de prensa
Polémica dentro y fuera del Atlético - Sevilla: de la mano de Azpilicueta a las formas en la sala de prensa - Cordon Press
Fernando RuizFernando Ruiz 3 min lectura
At. Madrid

At. Madrid

DAZN LaLiga Finalizado1 - 0

Sevilla

Sevilla

El partido entre el Atlético de Madrid y el Sevilla Fútbol Club no ha tenido apenas polémica sobre el terreno aunque siempre algo queda por analizar en un duelo entre dos de los clásicos del fútbol español. Quizás, la más discutible de todas fue una acción que prácticamente pasó desapercibida en directo y que no pudimos ver repetida hasta que el colegiado César Soto Grado señaló el final de la primera parte.

Fue prácticamente casi en la última jugada del primer acto, cuando en una internada sevillista, Juanlu ponía un centro al punto de penalti para la llegada de Ivan Rakitic pero el balón lo desviaba Azpilicueta tras tocar en su brazo. Como todo, al final depende en la interpretación del árbitro, que sobre el campo no la vio, pero también de la del VAR, que en este caso era De Burgos Bengoetxea, y que tampoco tuvo a bien avisar a su 'colega' ya que habría interpretado que el balón ante toca en el muslo de Azpilicueta y luego en el brazo, aunque con la única toma facilitada por LaLiga, con el jugador rojiblanco de espaldas, no se llega apreciar nítidamente el rebote.

Menos lugar a dudas deja la expulsión de Söyüncü, que pese a ver en primer lugar solamente la cartulina amarilla por parte de Soto Grado, ahí sí De Burgos Bengoetxea no dudó en avisar al colegiado para que fuera a revisar su decisión. La repetición en el monitor no dejaba lugar a dudas, una roja directa de libro. Entrada por detrás, con los tacos al gemelo y sin opción de jugar el balón. Ni el propio futbolista del Atlético de Madrid protestó su expulsión, sabiendo que se había equivocado.

Como decimos, sin mucha polémica que revisar dentro del terreno de juego, sí que la hubo en la sala de prensa del Civitas Metropolitano, donde Quique Sánchez Flores sólo respondió a tres preguntas, curiosamente la de los tres medios sevillanos y andaluces que se dieron cita ante el técnico nervionese. ¿El motivo? Pues el propio periodista de La Colina de Nervión, Borja Pérez, lo aclaraba en X tras acabar precipitadamente la rueda de prensa. "El Atlético de Madrid ha roto el protocolo en sala de prensa de que primero hable el entrenador visitante. Ante esto, el Sevilla FC ha respondido dejando solo preguntas a medios sevillanos: SFC Radio, Canal Sur y La Colina de Nervión", escribía el compañero.