La particular interpretación del acta arbitral de Soto Grado sobre la polémica de Sergio Ramos

El colegiado riojano, que estuvo de cara en todo momento ante los dos protagonistas, resolvió con cartulina amarilla lo que puedo haber acabado en expulsión del central del Sevilla a los tres minutos de partido

La particular interpretación del acta arbitral de Soto Grado sobre la polémica de Sergio Ramos
La particular interpretación del acta arbitral de Soto Grado sobre la polémica de Sergio Ramos - LaLiga
Fernando RuizFernando Ruiz 4 min lectura
Cádiz

Cádiz

M+ LaLiga TV Finalizado2 - 2

Sevilla

Sevilla

Que Cádiz Club de Fútbol y Sevilla Fútbol Club acabaran ayer el partido con once jugadores se puede considerar casi un milagro. El riojano César Soto Grado mostró un total de diez cartulinas amarillas, siete de ellas antes del descanso, lo que hacia presagiar que podría haber alguna roja en el segundo acto, pero tanto Sergio González como Diego Alonso estuvieron rápidos con los cambios sacando a algunos amonestados.

Sin embargo, hubo dos acciones que pudieron acabar con tarjeta roja. Una de ellas fue la de la fuerte entrada de Kouamé sobre Rakitic, al que pisó el tobillo ya sin balón y que a punto estuvo de obligar al croata a salir del campo. Pero la más polémica fue la primera de todas, la que protagonizó Sergio Ramos con Roger Martí en el minuto tres de partido cuando el delantero cadista 'vaciló' al camero con un amago por darle el balón para sacar una falta, algo que no sentó nada bien al central del Sevilla que le respondió con un manotazo en la cabeza que bien la pudo haber costado la tarjeta roja directa.

Sin embargo, el VAR parece que no entró en esta acción que, si bien es verdad que el delantero del Cádiz exagera con su caída al suelo, en otras ocasiones ha acabado mostrando la roja al protagonista de acciones similares. ¿Pero qué vio el colegiado? Porque es verdad que Soto Grado en todo momento está observado la acción entre los dos protagonistas y ve claramente lo que sucede.

Pues bien, en su acta arbitral, Soto Grado recoge el motivo de castigar dicha acción con amarillo y con roja así: "En el minuto 3 el jugador (4) Ramos García, Sergio fue amonestado por el siguiente motivo: por empujar a un contrario en la cabeza". Así, tal y como lo oyen, Soto Grado no apreció que se tratara de ninguna agresión o un golpe con fuerza desmedida, motivo por el cual tan sólo mostró la cartulina amarilla.

Pero Sergio Ramos también fue protagonista más tarde de otra de las polémicas jugadas. Y es que el central lograba marcar su primer gol con la camiseta del Sevilla con un remate dentro del área pero pese a que Soto Grado concedía el gol, segundos más tarde lo anulaba a instancia de su juez de línea por un fuera de juego posicional de Ocampos, que a entender del colegiado, entorpecía la vista al portero cadista Conan Ledesma.

El central nervionense tardó en darse cuenta de que invalidaban su gol, pues nada más marcar corría hacia su campo para que se sacara rápido ya que se trataba del 2-1, pero en la carrera hacia su posición Sergio Ramos celebraba con rabia su gol, quizás por el fallo que le costó el 2-0 a los nervionenses. También se besaba el escudo el '4' blanquirrojo, un beso que finalmente acabó en nada pues el gol no subió al marcador, aunque deja bien a las claras el compromiso y el sentir del futbolista en su regreso al Sevilla.