Estadio DeportivoHueco blanco

La cláusula de rescisión de Luiz Henrique y las tentaciones en el Betis

El joven extremo brasileño ha multiplicado por tres su valor de mercado desde su fichaje por el Betis, suena con fuerza para el Nápoles y en el Flamengo se frotan las manos echando cuentas

La cláusula de rescisión de Luiz Henrique y las tentaciones en el Betis
Luiz Henrique deja tirados sobre la hierba a dos futbolistas del Ludogorets en un partido de la Europa League con el Betis. - luiz_henriqueee_11
Aitor TorviscoAitor Torvisco5 min lectura

El Real Betis realizó un inteligente movimiento el pasado mes de febrero al que ya le está sacando rentabilidad económica. A falta aún de cinco meses para que abriese el mercado estival de fichajes, Antonio Cordón se lanzó a por Luiz Henrique André Rosa da Silva, un extremo diestro de 21 años a quien el Fluminense se veía obligado a 'malvender' debido a su delicada situación financiera. Sólo ocho meses después, ya ha multiplicado por tres su valor de mercado, fue incluido en la prelista de Brasil para el Mundial de Qatar 2022, en la Serie A italiana suena con fuerza el Nápoles como postor y en su antiguo equipo sacan la calculadora para ver qué jugoso pellizco le correspondería de la cláusula de rescisión que tiene en el cuadro verdiblanco.

Su buen partido en Roma, con golazo y asistencia para Guido Rodríguez, le hizo ganarse los elogios de la prensa italiana y despertó el interés del Nápoles ante la más que probable marcha del mexicano 'Chucky' Lozano, pero los partenopeos tendrían que poner mucha pasta para llevárselo. Y es que, a pesar de que la delicada situación económica del Real Betis (38 millones de pérdidas en este ejercicio) convierte en fuerte tentación cualquier oportunidad de rascar una plusvalía, la idea con Luiz Henrique es que se revalorice y alcance aún más reputación a nivel mundial.

Multiplica por tres su valor de mercado en sólo ocho meses

El pasado 14 de marzo de 2022, el presidente del Fluminense, Mario Bittencourt, anunciaba que un mes antes había "cerrado un preacuerdo con el Betis por 70 millones de reales brasileños (algo menos de 13 millones de euros)" y anunciaba que Luiz Henrique se marcharía en verano al club sevillano, lo que levantó una gran expectación mediática en Brasil, al tratarse de una de las perlas de futuro del gigante suramericano, y provocó la ira de la afición del equipo de Río de Janeirom que no entendía el precio.

En aquel momento, el portal especializado Transfermarkt tasaba a Luiz Henrique en un valor de mercado de 5 millones de euros, después de una subida en diciembre de 2021 (de 3,5 a 5 kilos). Acabando el mes de abril de 2022, ya confirmado su pase al Betis y justo antes de iniciar su primera experiencia en Europa, el extremo de 21 años veía ascender su cotización hasta los 12 millones de euros. Ahora, en la última actualización justo antes del parón por el Mundial de Qatar, el '11' del Betis ya está tasado en 15 millones de euros, el triple del valor que tenía cuando Bittencourt anunciaba su marcha a España.

Si le quieren, que paguen su cláusula

El de Petrópolis, internacional con Brasil en categorías inferiores, es señalado en su país como uno de los futuros líderes de la canarinha para los próximos mundiales. Lo que nadie esperaba es que estuviese tan cerca de jugar el de Qatar 2022, viendo la pléyade de estrellas que tiene Tite. Su progresión económica es meteórica y su crecimiento deportivo va a la par. Su adaptación al Betis y a LaLiga va avanzando poco a poco pero con paso firme, como prueban sus dos goles y tres asistencias en 18 partidos de la 22/23.

Por todo ello, ESTADIO Deportivo ha pulsado la opinión de sus lectores al preguntar qué harían ellos si el Betis recibiese una oferta interesante por Luiz Henrique. En este sentido, si bien hay un considerable 27% de los participantes en la #EncuestaHelvetiaED que se muestra comprensivo con las necesidades económicas del club y aboga por no desaprovechar opciones de ingresar plusvalías, un mayoritario 69% se muestra inflexible y señala que sólo le vendería por ofertas muy cercanas a su cláusula de rescición, que asciende a 100 millones de euros.

A este último grupo, además, cabría añadir el 4% restante, que no le vendería en ningún caso, ya que considera que si en sólo ocho meses ha multiplicado por tres su valor de mercado, a poco que se asiente en Europa y en el once titular del Real Betis su cotización se disparará aún más. Avisados están en Nápoles.